Aislamientos Lorca

La aguja y el bastidor de “Anica la Morena»

Con aguja en la mano y el bastidor apoyado interrumpimos por unos minutos a Ana López, conocida en Puerto Lumbreras como «Anica la Morena». Nos deja perplejos la maestría con la que maneja la aguja y los hilos sobre esa tela sujeta por el bastidor de madera, bordando un mantel para mesa. Y es que esta vecina del Puerto mantiene viva una de las labores artesanas más queridas, la del bordado a mano. De hecho nos comenta que nunca ha bordado a máquina, siempre han sido sus manos y la aguja los encargados de obrar auténticas maravillas sobre la tela.
Recuerda Ana que le gusta bordar desde que iba a la escuela, y aunque toda su vida la ha dedicado a la costura, como modista, en su tiempo libre ha seguido bordando.
Ahora, a pesar de estar ya jubilada, continúa bordando por capricho y sigue haciendo auténticas maravillas que regala a sus nietas.
Y es que » yo no puedo estar parada», nos dice Ana, y eso resume muy bien el carácter de esta maravillosa mujer, emprendedora, trabajadora y entregada a su verdadera pasión: la costura y por supuesto el bordado a mano.
Nos confiesa que no le gusta pasar el rato frente al televisor, como hacen otras personas de su edad; ella prefiere dedicar ese tiempo a hacer nuevas creaciones bordando.
Ahora está trabajando en un mantel con bordado al matiz, con cerezas, peras y tajadas de melón. Este tipo de bordado se realiza moviendo el bastidor hacia adelante y hacia atrás sin darle nunca vuelta y las puntadas son siempre dos para adelante y una para atrás. De esta forma se logra el denominado «Punto de seda». Con esta técnica se reproducen los distintos colores de las figuras en su distribución natural y no de manera geométrica.
Nuestra protagonista aun conserva con mucho cariño algunos de sus trabajos más especiales, como una pareja de cojines con bordado de gatos u otros donde los protagonistas son los pájaros y que gustosamente nos muestra la bordadora.
Queremos dar las gracias a Ana López, «Anica la Morena», por habernos dedicado estos minutos y sobre todo por mantener viva con tanto entusiasmo una exquisita tradición, la del bordado a mano, en Puerto Lumbreras.

Exif_JPEG_420

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies