isladelfrailehostel

Artículo de opinión: “Llega la Navidad”

noel
AUTORA: Isabel María Pérez Salas.
https://elblogdeisaperez.blogspot.com.es

Como cada año al llegar la Navidad, me invade el espíritu festivo con todos sus componentes; empiezo a escuchar villancicos por doquier; cuento las flores de Pascua que voy a regalar; cuelgo guirnaldas, hago el Belén; y, por supuesto, escribo mis Christmas y la Carta de los Reyes Magos, que echo al Buzón Real, ¡faltaría más!

También, como cada Navidad, echo la vista atrás, a los meses pasados, y aparecen ante mí muchos momentos, algunos que me hubiera gustado no vivir, otros que me encantaría repetir. Este año que ya acaba se llevó con él a mi tío Pablo, pero nos ha dejado lo más precioso que se puede tener cuando alguien se va: el recuerdo, esa alegría que nunca se olvida. Y no sólo la alegría de recordarlo, sino el tener tantas y tantas cosas que recordar.

Hago balance y pienso que 2015 empezó con esperanza; con ese deseo que siempre produce la llegada del 1 de enero. Ese día, todos pensamos: “este va a ser mi año”. Luego, conforme avanzan los días, las semanas, los meses,… nos vamos dando cuenta de que, una vez más, el año ha estado repleto de momentos únicos, momentos detestables, momentos olvidables e inolvidables; momentos de amor, de odio, de cariño, de duelo, de deseo,… Y,” bueno- nos decimos- no ha estado tan mal”. Me siento y pienso que también lo malo de este 2015 ha tenido su parte buena, aunque nos cueste mucho limpiar las lágrimas para verlo con claridad. Me siento y pienso en lo afortunada que he sido al poder disfrutar de tantas cosas buenas rodeada de mi familia y amigos. Me siento y pienso lo feliz que ha sido mi vida este año, ya que he decidido quedarme sólo con lo bueno.

Sí, llega la Navidad y, con ella, los momentos familiares en los que, sentados a la mesa, se ven los huecos que van dejando los que se van yendo. Pero, sin duda, he decidido quedarme con esos huecos vacíos que de nuevo se llenan y, siempre, atesorar cada momento que vivo para tener mucho que recordar, mucho que contar. No hay nada comparable a una mesa en Navidad llena de todo a reventar y con la familia unida por un buen recuerdo.

Sí, llega ya la Navidad y, con ella, el irrefrenable deseo de salir, de compartir momentos únicos; de estar con la familia y de reunirte con esos amigos que hace meses que no ves… De que todo salga bien, y de que nada, absolutamente nada, empañe la magia de la Navidad.

Sí, llega la Navidad…Toca, también, dar muestras de generosidad: Cáritas, Hogar Betania en Águilas, Bancos de Alimentos, Unicef, Aldeas Infantiles, Médicos del Mundo, Mundiadopta, WWF,… Hay tantas y tantas organizaciones que necesitan ayuda; tantas y tantas cosas que dependen de los que trabajan, de manera desinteresada, con ahínco y energía, en estas organizaciones para hacer de este mundo un lugar más equitativo… Y todos necesitan ayuda; pequeña, mediana, grande… La suma de muchos pocos hace un montón muy grande. No penséis que lo vuestro no va a servir de nada por ser poco. Todo vale, todo cuenta, todo alimenta.

Y sí, llega la Navidad y, como cada año, voy a caer en los tópicos típicos: Os deseo una muy Feliz Navidad y que 2016 nos traiga a todos salud, paz y amor.

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies