Aislamientos Lorca

El aguileño Borja Rodríguez consigue llegar al ecuador del Dakar 2020

Joan Font y Borja Rodríguez aprovecharán la etapa de descanso para recargar baterías después de haber vivido una auténtica odisea durante la última semana

El aguileño Borja Rodríguez y su piloto Joan Font siguen avanzando en su particular viaje a lo desconocido por Arabia Saudí. Han conseguido llegar a Riad, donde todos los participantes podrán disfrutar mañana de una merecida jornada de descanso, tras una primera semana de competición ciertamente extenuante, tanto física como psicológicamente. Lo han hecho a lo grande, firmando su mejor etapa en lo que llevamos de carrera, a pesar de ser la más larga hasta el momento.

“Pensábamos que sería más lenta y difícil. De hecho, estábamos preparados para cualquier cosa, incluso para hacer noche en las dunas”, reconocía Borja Rodríguez a su llegada al campamento. “Nos ha ido muy bien, Joan ha ido muy rápido y a muy buen ritmo, a pesar de las limitaciones de potencia y de peso de nuestro Toyota”.

La etapa, entre Ha’il y Riad, de 830 kilómetros entre especial y enlaces, no ha estado sin embargo exenta de contratiempos. La pareja española ha tenido que completar los 477 kilómetros de especial sin reductora, castigando la mecánica del Land Cruiser 120 del FN Speed Team. “He cometido algún error, en el que hemos tenido que sacar las palas, pero por lo demás, estamos muy contentos”, afirmaba un Joan Font que ha acabado la jornada haciendo reverencias a su copiloto: “Conduzco tan bien como sé, pero el éxito lo tengo sentado a mi derecha. Tengo mucha suerte de tener a Borja a mi lado. Navega súper bien”.

Joan Font y Borja Rodríguez aprovecharán la etapa de descanso para recargar baterías después de haber vivido una auténtica odisea durante la última semana: “Está siendo durísimo. Los cuatro primeros días fueron muy selectivos, pero nunca tiramos la toalla. Estamos súper contentos de haber llegado hasta aquí, el coche va bien, el equipo todavía más y lo más importante, ya hemos superado medio Dakar”, valoraba el piloto.

Lo cierto es que la primera parte de la prueba ha tenido de todo. Días inacabables como en la cuarta etapa, en la que emplearon más de 12 horas y media en acabar la especial, otros en los que tuvieron que asistir a alguno de sus compañeros, ya que hacen las funciones de asistencia rápida en carrera. Pero sin duda, lo más duro ha sido conducir tantas horas de noche: “Posiblemente hemos hecho la mitad del Dakar en la oscuridad, nos la hemos jugado cada día”, apuntaba Font.

“Ahora a descansar, mañana reharemos el coche, y a seguir. No sé qué vendrá ahora, pero no nos vamos a detener, siempre hacia delante”, asegura un Joan Font que no ceja en el empeño de lograr su gran objetivo: acabar su segundo Dakar consecutivo y el primero en coches.

Fuente: Mediagé Comunicación

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies