isladelfrailehostel
isladelfrailehostel

PRIMER PROPÓSITO DE 2016… PERDER PESO. MITOS Y VERDADES SOBRE DIETAS

porque-fallan-las-dietas-para-adelgazarCon el inicio del nuevo año, resurge el espíritu de los buenos propósitos, uno de los principales es el perder peso, practicar más deporte…, en fín, adquirir nuevos hábitos de vida más saludables. Así que es el momento de pasar a la acción y dejas atrás los remordimientos.

¿Por dónde empiezo?
Lo acertado sería pedir ayuda a un profesional titulado, para conseguir llegar a meta; tener el peso deseado, se hace mucho más llevadero, eficaz y seguro en manos de un dietista-nutricionista.
Un dietista-nutricionista es el profesional sanitario experto en planteamientos dietéticos adaptados a cada situación particular, indicando que alimentos tomar en cada momento, con un seguimiento de medidas antropométricas avanzadas y recomendaciones sobre la ingesta calórica. Las revisiones periódicas son fundamentales, nos servirán para reajustar la dieta, motivarnos y aclarar cualquier duda que nos pueda surgir, así reforzando nuestro compromiso con nuestra salud y bienestar.

Tendremos que hacernos de valer y no sucumbir a la gran campaña de planes dietéticos maravillosos que el mercado nos ofrece, desde batidos que nos prometen cambios de hábitos de vida saludables hasta dietas milagrosas, a veces muy restrictivas, que comprometen el estado nutricional y la salud.
Cuando de bajar peso se trata, la inmensa mayoría de las personas cae alguna vez en esas creencias populares que van de boca a boca. Aquí os muestro mis deducciones basadas en mis años de estudio y mi extensa experiencia en la consulta.

MITOS Y VERDADES DE LAS DIETAS

Beber agua en las comidas engorda. Verdadero.
Si consumimos agua en grandes cantidades durante o después de las comidas, disminuye el grado de acidez en el estómago al diluir los jugos gástricos. Esto puede provocar que los enzimas que requieren un determinado grado de acidez para actuar queden inactivos y la digestión se ralentice. Los enzimas que no dejan de actuar por el descenso de la acidez, pierden eficacia al quedar diluidos. Al igual pasa si las bebidas que tomamos están frías, la temperatura del estómago disminuye y la digestión de ralentiza aún más. La consecuencia, además de una digestión más pesada, es una mayor absorción de los nutrientes, algo que no interesa a las personas con sobrepeso u obesidad.

Los productos light no engordan.Falso.

Los alimentos light, son alimentos en los que se les ha reducido un 30% menos las calorías con respecto al original, pero aún así siguen aportando calorías, esto puede llevar muchos consumidores a la confusión, ya que tienen la idea errónea de que los alimentos light no engordan y que por lo tanto, pueden tomar ración doble. Para que un producto realmente aporte pocas calorías de de estar etiquetado, según la Unión Europea, como de “bajo valor calórico”, con lo que no debe tener más de 40 kcalorías por 100 gramos. Muchos alimentos light son calóricos por su propia naturaleza (ejemplo; la mayonesa light) ya que la mayoría de sus ingredientes son grasas necesarias para su elaboración, su sabor y su textura. Conclusión, no abusar de ellos.

Las grasas o lípidos son malos. Falso.
Para la mayoría de las personas, “grasa” es una palabra con una connotación negativa. La percepción popular es que las grasas no solo engordan, sino que también aumentan el riesgo de multiples padecimientos como enfermedades coronarias, apoplejía y algunos tipos de cáncer, sin olvidar su efecto sobre los niveles de colesterol y triglicéridos. Si se ingiere el tipo correcto de grasas, en las cantidades y proporciones adecuadas, y se preparan correctamente, estas nos mantienes saludables. Recomendaciones; Aceite de oliva virgen 3-4 cucharadas soperas al día, frutos secos 20 gramos/día, otros alimentos grasos; aguacate, yogurt desnatado, queso fresco; 2-3 raciones/día (sin no existe ninguna intolerancia a la lactosa.

Cuando se hace una dieta es necesario tomar suplementos. Falso.

Una dieta equilibrada, elaborada por un dietista-nutricionista, para perder peso contiene una cantidad suficiente de vitaminas y minerales para no sufrir deficiencias nutricionales. Normalmente los suplementos como complejos vitamínicos se suelen administrar con dietas de un valor calórico por debajo de 1200 kcal en mujeres y 1500 kcal en hombres. Aquellos regímenes que están desequilibrados o que carecen de una amplia variedad de alimentos de distintos grupos (frutas, verduras, carnes, pescados, legumbres, lácteos…) poseen un riesgo muy elevado de no incluir en su composición la cantidad suficiente de los micronutrientes que necesita una persona.

Los Hidratos de Carbono engordan. Falso.
El valor calórico que aporta un gramo de carbohidrato es de 4 kcal a diferencia de las grasas que aportan 9 kcal por gramo. El organismo reserva más fácilmente las calorías procedentes de las grasas, mientras que las calorías contenidas en los carbohidratos normalmente son quemadas u oxidadas, ya que son el combustible para los músculos. Nuestro metabolismo quema los hidratos de carbono de forma diferente para obtener energía en lugar de directamente almacenarla. Conclusión, en nuestra alimentación diaria hay que consumir hidratos de carbono en proporciones adecuadas al ejercicio que practiquemos, por que si no es así, y abusamos de estos llevando una vida sedentaria los almacenaremos en forma de grasa.

Tomar agua con limón en ayunas por la mañana adelgaza. Falso.

Las propiedades del limón para adelgazar son muy conocidas y valoradas. Es un excelente desintoxicante, y desinflamarte y contiene grandes cantidades de vitamina C con propiedades antioxidantes.
El jugo de limón ayuda a eliminar los materiales no deseados y las toxinas del cuerpo. Debido a su composición atómica similar a la saliva y el ácido clorhídrico de los jugos digestivos, alienta al hígado para producir la bilis, un ácido que se requiere para la digestión. Los limones también son ricos en minerales y vitaminas y ayudan a aflojar las toxinas en el tracto digestivo. Las cualidades digestivas del jugo de limón ayudan a aliviar los síntomas de indigestión, como el ardor de estómago, los eructos y la distensión abdominal
Los limones son ricos en fibra pectina, que ayuda a combatir los antojos. Los estudios han demostrado que las personas que mantienen una dieta más alcalina, tienden a perder peso más rápido pero no son la causa de la pérdida de peso del paciente.

Las embarazadas deben comer por dos. Falso.
Un problema de sobrepeso en la madre repercute negativamente tanto en ella como en el feto. Una mujer embarazada debe ganar de 6 a 12 kg de media durante toda la gestación si parte de un peso normal. Si ya sufre sobrepeso, lo ideal es no superar los 9 kg, y si tiene obesidad, no más de 4 ó 5 kilos. Esas serías las cifras de referencia para que nos se produzcan alteraciones en el desarrollo fetal. La gestante debe incrementar el ingreso energético entre 200-300 kcal/día durante el segundo y un poquito más en el tercer trimestre, pero esto no significa ni mucho menos que tenga que comer por dos.

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies