Periódico con noticias locales de Águilas, Lorca y Puerto Lumbreras

Comienza una campaña con muchos nervios y poca chicha

Decía Otto von Bismarck que “el político piensa en la próxima elección; el estadista, en la próxima generación”. Cuánta razón llevaba el bendito!!! Y es que, esta precampaña va ligada a un ejercicio de reproducción por esporas, con una parrilla de salida que, a priori, poco dista de la que concurrió a las pasadas elecciones, a espera de que Manuel Carrasco y Asensio Navarro sean ratificados en la lista del PDL, que todos conocemos ya como el “partido del Pepoles”.

Y hete aquí, que con este panorama, no me extraña que el último sondeo realizado ofrezca una abstención entre los jóvenes del 62,3 %…

Tal vez, valga de ejemplo el dicho de Galileo Galilei: “hay dos mentes políticas: una apta para crear fábulas y otra dispuesta a creerlas”. Y es que me da el pálpito de que los grupos políticos están jugando al despiste y nadie dice realmente lo que piensa, que, sin embargo, es lo que el ciudadano ansía escuchar.

Sin duda, confusión parece ser al nota predominante, marcada por la ronda de declaraciones de esta semana ante el fiscal anticorrupción, quien según dicen se está encontrado alguna que otra, llamemos irregularidad, en la aprobación del convenio urbanístico de La Zerrichera.

Mientras tanto, el Partido Socialista, continúa escondiendo la cabeza como las avestruces, rehuyendo cualquier tipo de denuncia, algo que está empezando a poner muy nerviosos a sus más devotos seguidores, quienes podrían replantearse su voto en las próximas elecciones municipales.

En fin, así están las cosas; pero analicemos la situación. Por un lado el Partido Popular ya ha cumplido su programa electoral, aunque aún están a la espera de que Juan Ramírez sea ratificado, una decisión que se alargará probablemente hasta febrero; en cualquier caso, Ramón Luis Varcárcel no baraja otro candidato para Águilas.

Sin duda, el PP es el grupo que parte con mayor número de opciones para ganar las elecciones, aunque aún tiene que solventar el “bache zerrichero” y la inminente dimisión del concejal de Deportes, Diego Martínez Parra.

En el PSOE, poco más que lo comentado anteriormente; si no cambian su modus operandi, marcado por una oposición nula, lo más lógico no logren mejorar los resultados electorales de 2003. Además, no tenemos que olvidar que el Movimiento Aguileño Socialdemócrata (MASd) podría convertirse en un boomerang electoral, restándole a los socialistas un par de concejales.

Por último, nos quedan el MIRA, con un Alfonso garcía que no encuentra apoyos; e IU, donde repetirá Miguel Carrasco, tratando de mantener su dos concejales y buscar un posible pacto con el PSOE.

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies