ASAJA exige al Gobierno un plan de financiación “preferente”

Tras un año 2008 con un balance de ejercicio que ha resultado “pésimo”, el sector de la agricultura sufre, junto a su propia crisis y la falta de apoyos, la crisis económica y financiera que afecta al resto de la economía nacional e internacional.

Por ello, ASAJA Águilas, a través de un comunicado difundido a los medios, exige al Gobierno nacional ayuda para los empresarios agrarios y la puesta en marcha “urgente” de un plan de financiación preferente, a fin de paliar la “grave” situación por la que atraviesa el sector, con una caída de la renta agraria de más del 8,5% y un aumento “alarmante” en el número de explotaciones que cesan su actividad.

Según explica la organización, los principales subsectores agrícolas y en especial el hortícola, sufren, desde el comienzo de sus respectivas campañas, una brusca caída de precios que resulta de todo punto “inasumible” para los productores. Además, remarcan, con el agravante añadido de que a la falta de liquidez existente entre los productores se une las serias dificultades de obtener créditos por parte de las entidades financieras.

La Asociación también hace hincapié en el “tremendo diferencial existente entre los precios en origen y destino”, que supone un incremento de más del 1.000% en el caso de los cítricos y de casi un 600% en el caso de la patatas y de algunas hortalizas. Estos márgenes, en las producciones ganaderas, oscilan entre el 300% en las ventas del conejo y el pollo; el 400% en el caso de la ternera y más del 500% en el cerdo, tal y como señala ASAJA.

Asimismo hacen referencia a “si el diferencial ingresos-gastos de las explotaciones agrarias no estuviera aún suficientemente descompensado, debemos añadir dos nuevos factores: un aumento de los gastos, como consecuencia del encarecimiento de los insumos de producción, y una nueva reducción de ingresos debido al recorte de las ayudas agrarias comunitarias, fruto de la última reforma de la PAC”.

Por todo esto, la situación para los agricultores se hace inostenible; y a ello se suma la gravedad del estado de las explotaciones agrarias, “prácticamente de colapso” y la situación de los productores agrarios, que se encuentran “literalmente asfixiados”. La Asociación considera, en definitiva, que la puesta en marcha de este plan financiero preferente, es una medida efectiva para solventar los problemas de liquidez de los productores y paliar así el índice de abandonos en el sector.

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies