Aislamientos Lorca

El Auditorio Infanta Doña Elena, de largo para acoger a la Murga Los ciegos, ciegos perdíos

Este año llegan a los 12 años sobre el escenario y retomarán su sátira, esta vez vestidos de “Tercios de Levante”, según información del Programa Oficial del Auditorio de Águilas.
Este año la murga aguileña “Los ciegos, ciegos perdíos” volverá a sorprender con su actuación en el Auditorio y Palacio de Congresos Infanta Doña Elena. Y es que su actuación es muy esperada, después de que el pasado año no actuaran por razones personales.
Este año llegan a los 12 años sobre el escenario y retomarán su sátira, esta vez vestidos de “Tercios de Levante”, tocando temas actuales, como de costumbre. Temas que atañen tanto a la escena municipal como a la nacional, que al parecer dan de sí lo suficiente como para amenizar tres pases completos.
Y eso es lo que trataremos de ilustrar, adaptados a la situación de crisis, que será el eje central de nuestros temas”, tal y como comentó a este medio Agustín Marín, uno de los componentes de la peña.

Tres pases
Habrá tres pases el viernes 15 de febrero en el Auditorio y Palacio de Congresos Infanta Doña Elena. Las entradas se podrán recoger en la taquilla de la Oficina de Turismo el 13 de febrero y el miércoles 14 de febrero, de 10:00 horas a 14:00 horas.

La Murga
¿Quién no conoce a este grupo de aguileños que con sus letras, altas y claras, lleva más de diez años “soltando” verdades con mucha guasa?
La murga aguileña “Los ciegos, ciegos perdíos”, está formada por un grupo de amigos, una veintena de carnavaleros que inspirados en la tradición de las murgas aguileñas, y en especial en “La Murga de Toribio” (Murga del C.C. RENFE), quisieron, hace ya más de una década, rescatar esa tradición local de cantar “verdades como puños” con mucho arte.

Son tan aguileños, que como bien dice Benito, uno de sus componentes: “Para actuar fuera de Águilas tendríamos que cambiar todas las letras porque no se entenderían”.
Por eso es tan recomendable asistir a uno de sus espectáculos, porque lo que empezó siendo un proyecto de un grupo de amigos, lo que se inició como una aventura espontánea de un conjunto de aguileños pertenecientes a peñas como “Los Chachis”, “La Clanka” o “El Tangay”, se ha convertido con los años y el esfuerzo desus integrantes, en una actividad que congrega a miles de aguileños cada vez que sale a la calle.

12 años de murga
En 2010, durante su actuación, aparecieron sobre el escenario el Carnal Infantil 2010,Pedro Vera Salas,y el actor local Juan María, que también encarnó a este personaje, en su versión adulta, en sus inicios. Ambos, caracterizados de ancianos, fueron repasando los diez años de la Murga “Los ciegos, ciegos perdíos”. Recordaron aquel año 2001,en El Casino de Águilas, donde criticaron –y, por supuesto, con acierto- a la Federación de Peñas; en 2002,le hicieron un homenaje a Paco Rabal y eligieron un disfraz de pijos que se llevó las risas del público; en 2003 se caracterizaron de ciclistas y cantaron el tema “Azul”, un clásico del grupo; en 2004, disfrazados de bailaores, no dejaron títere con cabeza y sorprendieron con una simpática canción donde ironizaban las confusiones de sexos en Carnaval…
Y, es que, la murga se ha sabido ganar el favor de todos los aguileños, como en aquel año 2005 cuando se vistieron de Pepito Bombón y arrancaron carcajadas con aquella canción que hacía referencia a las ladillas. Aquel año se superaron, pero en 2006 aparecieron ataviados de simpáticos “pollos”, ya que el hilo conductor de su espectáculo giró en torno al polémico tema de la “gripe aviar”. Con ese telón de fondo, la murga no “dejó títere con cabeza”, siguiendo así su dinámica habitual de criticar “todo lo criticable y más”. Así, el consabido repaso al arco municipal llegó bajo letrillas siempre acompasadas por el título que Los ciegos… pusieron al libreto: “Los hijos de la Polla Roja”, nombre que asimismo rezaba en la primera de las canciones interpretadas por la agrupación.
Aquel año realizaron tres pases y fue su año de inflexión porque hasta desde la Federación de Peñas empezaban a reconocer su trabajo… ya era hora.
En 2007 hicieron un repaso a los asuntos de actualidad del pueblo como las obras del paseo o las elecciones, siempre con el sentido del humor por bandera y acompañados por guitarras, trompetas y pitos. Pero, para divertidos, en 2008 con la actuación de “Rafaela Tará y los sobreros del Ballet de Giorgio Aresus”. Aquel volvieron a realizar tres sesiones en La Casa de Cultura y realizaron un repaso de los asuntos de actualidad como la “Telebasura”, la clásica “Malva Retro”, o temas como “Resistiré a los demócratas”, la murga deleitó a los presentes con una divertida versión del himno oficial titulado “El ritmo de España”. Bajo el epígrafe de “Decálogo del buen concejal” entonaron la última canción poniendo fin a su espectáculo.
En 2010 ofrecieron sus mejores galas ataviados con un disfraz de mariachis que les sirvió de excusa para basar su repertorio en tan tradicional música mejicana. Como no podía ser de otra manera, las referencias a la política local – como fue el caso del paso del edil del MASd al Grupo Mixto, citando la “torta de chicharrones”, o el Placetón, fueron protagonistas.
En 2011, con trajes de muertos vivientes, bromearon con el carnaval, con la fiesta. No faltó la parte conmovedora que arrancó, a más de uno, alguna lagrimilla de emoción. Cuando estos aguileños de pies a cabeza recorrieron, con sus letras, los rincones de este pueblo al que denominaron “El paraíso”.

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies