isladelfrailehostel

La polémica y el enfrentamiento marcan la sesión plenaria del mes de enero

“La primera responsabilidad del Equipo de Gobierno es cumplir la ley. Una postura que, en ocasiones, puede no ser la más satisfactoria pero que es lo que hay que hacer, porque para la ley está para cumplirla”. Con estas palabras respondía la portavoz del Equipo de Gobierno, Cati Lorenzo, en el Pleno celebrado el pasado martes a los ediles de la oposición, quienes mostraban su desacuerdo con la adjudicación de las obras del colegio número nueve que será construido próximamente en Águilas por una empresa de Totana.

En este sentido, todos los concejales de la oposición coincidían en señalar su sorpresa ente el hecho de que “por primera vez este Ayuntamiento decidiera dejar la dirección técnica de esta obra en manos de la Consejería en lugar de, como siempre se ha hecho, gestionarla el propio Ayuntamiento”, apuntaba el portavoz de los socialistas Román Román.

plenoUna decisión que, en opinión tanto del PSOE como de IU y MASd, ha dado lugar a que “las dos empresas aguileñas que se presentaron para realizar estas obras, y que inicialmente presentaron las mejores ofertas, se hayan quedado fuera, perdiendo así la posibilidad de una inyección económica que hubiera dado trabajo a numerosos aguileños durante un año y medio”.

Opiniones que, según palabras de Lorenzo, “no son más que un ejercicio de demagogia” ya que la ley de contratación es muy clara y determina que hay que valorar los informes técnicos y, en función de estos, decidir quien debe llevarse la adjudicación. Además, sentenció Lorenzo, “decir que una empresa aguileña tendría que llevarse la adjudicación por la situación de crisis podría ser constitutivo de delito”.

La devolución de cinco de las últimas parcelas subastadas en el Polígono Industrial también dio lugar a un intenso debate entre Equipo de Gobierno y Oposición.
“La situación del Polígono es la pescadilla que se muerde la cola. No se llevan a cabo las ampliaciones que tanto demandamos, en consecuencia las parcelas se subastan a unas precios muy altos y los empresarios aunque las necesitan, no pueden hacer frente a su pago”, aseguraba Miguel Carrasco, portavoz de IU.

Pedro Gil, por su parte, aseguraba sentir “vergüenza como político de que en nueve años el Polígono no se haya agotado. Con la situación económica que atravesamos no nos queda más alternativa que traer industria a Águilas; hay que hacerlo de forma rápida, ampliando el Polígono y ofreciendo precios más asequibles”.

Por otro lado, Ramón Román apostaba por la devolución del aval entregado por las empresas, una medida que en el turno de réplica la portavoz del Equipo de Gobierno señalaba que “ya se está estudiando”. Además, Lorenzo argumentaba que el problema de la industria “no es la falta de suelo en el Polígono sino la grave crisis económica que diariamente está llevando a la quiebra a este sector. Este Equipo de Gobierno está por el Polígono y la prueba es que cuando llegamos a la alcaldía fuimos los primeros en trabajar por él”. Un punto al que el edil de Industria, Clemente García, quiso añadir que “actualmente se está trabajando para poner en marcha un vivero de empresas y estamos estudiando la manera de que se pueda llevar a cabo sin coste alguno”.

El Placetón se cubrirá de albero temporalmente

La moción conjunta presentada por los partidos de la oposición en relación con las obras del parking de la Plaza del Doctor Fortún fue, sin duda, uno de los puntos que más caldeó el ambiente de una sesión plenaria a la que asistieron un gran número de miembros de la plataforma de afectados por estas obras.

La moción, en la que entre otras cosas se acusaba al primer edil de “haber ocultado que el Ayuntamiento no tiene escriturados los terrenos de esa plaza y que, por tanto, cuando las obras se sacaron a concurso el Placetón no pertenecía al Ayuntamiento”, fue rechazada con los votos en contra del PP y el Grupo Mixto.

Un asunto sobre el que el edil de Urbanismo, Fernando Martínez, alegó que “atendiendo a la figura de la prescripción adquisitiva en virtud de la cual se adquiere el dominio y los derechos de una propiedad después de treinta años en posesión de la misma, no hay duda de que el Placetón es del Ayuntamiento”.

Al margen del tema de la titularidad, otra de las acusaciones que más se escuchó por parte de la oposición fue la referente al retraso en las obras. “Aunque en un primer momento votamos a favor de la construcción del parking. Con el paso del tiempo nos hemos sentido totalmente desvinculados de una obra que ha estado rodeada de prisas, ilegalidades, exceso de confianza en la empresa adjudicataria y, en definitiva, una gestión poco democrática, manifestó el portavoz de IU, Miguel Carrasco.

Por su parte, Pedro Gil recordó al Equipo de Gobierno que cuando la plaza fue cedida el municipio en el año 1921 se hizo con la condición de “nunca tuviera otro uso que no fuera el de jardines”, algo a lo que Martínez respondió asegurando que “las obras planteadas sólo afectan al subsuelo, y una vez concluidas permitirán la recuperación del Placetón con su aspecto original”.

El líder de los socialistas, Ramón Román, mencionó, tal y como recogía la moción suscrita por todos los grupos de la oposición, que “tras más de dieciocho meses de retraso, no cabe otra alternativa que atender a las demandas de los afectados: restablecer la plaza, abandonar la idea de construir allí un parking y valorar los daños que ha tenido en los vecinos y en los comercios esta errónea decisión”.

En el turno de réplica, el edil de Urbanismo, que defendió con dureza la legalidad del proceso de adjudicación de las obras, manifestó que “el retraso no es de dieciocho meses sino de cuatro ya que las obras deberían haber comenzado en septiembre, tras la firma del acta de replanteo”.

No obstante, Martínez trasladó las disculpas del Equipo de Gobierno a todos los perjudicados. “Nosotros también lamentamos este asunto y nos sentimos afectados”.
En la misma línea, el edil afirmó que ya se están tomando medidas por la situación en la que se encuentra la plaza. “Hoy mismo hemos dado un ultimátum a la empresa adjudicataria y si en un plazo máximo de diez días no comienzan las obras se retirarán las vallas y se cubrirá la plaza. Nuestra pretensión es llevar a cabo un expediente de resolución de la adjudicación y hacer la plaza practicable hasta que se retomen unas obras que consideramos totalmente necesarias”.

En relación a las pintadas que han aparecido en las últimas semanas sobre las vallas, el edil matizó que “es correcto que los vecinos reivindiquen sus derechos pero no se puede permitir el insulto y las actuaciones que pueden ser constitutivas de delitos”.

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies