isladelfrailehostel

El Consistorio lorquino insta a los ciudadanos a tomar precauciones ante la ola de frío siberiano


La Concejal del Mayor del Ayuntamiento de Lorca, María del Carmen Ruiz, ha informado de que el Consistorio Municipal, ante las previsiones que indican la llegada de una ola de frío siberiano a España que también va a afectar a Lorca, quiere transmitir a nuestros mayores una serie de consejos y recomendaciones para los próximos días. Las principales son las siguientes:
– Proceder a la revisión de sistemas de calefacción en caso de que se detecte un mal funcionamiento de los mismos. Se trata de situaciones que, de no atajarse, pueden ocasionar accidentes tales como incendios o escapes de gas. Estamos hablando de sucesos que no pocas veces hemos visto reflejados en los medios de comunicación y que pueden evitarse con una correcta prevención. Se debe comprobar, además, que la combustión de estos mecanismos es la correcta para evitar escapes y acumulaciones.
– Extremar las medidas de precaución especialmente con braseros, uno de los recursos más utilizados tradicionalmente por parte del colectivo de personas mayores, dado el riesgo que presentan de incendio en caso de una mala utilización, sobre todo cuando entran en contacto con las típicas “faldillas” que se suelen situar sobre las mesas de camilla. La temperatura en el domicilio no debe ser nunca inferior a 21 ºC. El método de calefacción no debe tener riesgo de quemaduras ni de producir monóxido de carbono. Por tanto, las personas mayores deben evitar siempre los braseros y las estufas que usan butano. La calefacción eléctrica o los radiadores es lo más aconsejable.
– En caso de que se produzcan fuertes heladas, situación a la Lorca va a quedar expuesta por el paso de la ola de frío siberiano, las personas mayores deben caminar extremando la precaución cuando detecten la presencia de hielo sobre aceras o pasos de peatones. De esta forma se evitarán posibles caídas, con las consecuentes lesiones que llevan aparejadas.

La Concejal de Mayor ha destacado que la llegada de esta ola de frío trae consigo el descenso de las temperaturas, lo que puede ocasionar diversos problemas de salud en la población en general y especialmente en el colectivo de las personas mayores. De hecho la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG) establece ante este tipo de inclemencias meteorológicas una serie de recomendaciones, dado que el frío afecta más a las personas mayores porque con el paso del tiempo se alteran los mecanismos de termorregulación. Fundamentalmente, generan menos calor y tienen mayor facilidad para perderlo puesto los vasos de la piel no se “cierran” adecuadamente en respuesta a las bajas temperaturas. Toda la población debería protegerse adecuadamente del frío, pero hay que hacerlo especialmente a partir de los 75 años y a edades inferiores si existen problemas de salud que limiten la movilidad.
Ruiz Jódar ha indicado que el frío empeora sustancialmente todos los problemas relacionados con el sistema circulatorio (angina de pecho, circulación en piernas, ictus…), y con el sistema respiratorio por el aumento de las infecciones respiratorias. Además, el frío favorece que las plaquetas se agreguen y que la sangre pueda circular “más espesa”, lo que favorece a su vez la aparición de infarto de miocardio o de infarto cerebral. Aumentan, también, las posibilidades de casos de hipotermina Las personas mayores que tienen mayor riesgo de hipotermia son aquellas que viven solas o las que tienen alguna de las siguientes enfermedades: enfermedad de Parkinson, ictus, demencia, algún otro problema de movilidad, desnutrición, alcoholismo, pacientes medicados con sedante, entre otros.

Recomendaciones de la SEGG para evitar los problemas del frío
La Concejal de Mayor, María del Carmen Ruiz, ha manifestado que la SEGG expone las siguientes recomendaciones para protegerse del frío:
· En invierno se debe realizar una dieta que favorezca la producción de energía calorífica. Como todo el año, pero aumentando la ingesta de carbohidratos (arroz, pasta, legumbres) sin olvidar los alimentos con elevado contenido proteico (carnes y pescado azul). No hay que olvidarse de una adecuada ingesta de líquidos (agua, infusiones, zumos). Y se debe evitar la ingesta de alcohol.
· La ropa para el invierno ha de ser cómoda para el mayor. Es preferible ponerse varias capas de ropa que sólo una o dos. Es muy importante proteger zonas del cuerpo por donde se pierde gran cantidad de calor (la cabeza se puede perder hasta el 25 por ciento del calor corporal) o que de forma habitual están poco protegidas, como pies y manos. Cuando se salga a la calle hay que llevar gorro, que preferiblemente tape las orejas, y guantes. El calzado no ha de ser estrecho.
· La personas mayores deben mantener la actividad física en invierno, no sólo porque favorece el bienestar en general, sino porque de esta forma se genera calor. Sin embargo, se debe ser prudente y los días de lluvia, nieve y viento en los que existe riesgo elevado de caídas es más conveniente realizar la actividad física en casa. Si se sale en coche no debe olvidarse de poner la calefacción.

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies