Periódico con noticias locales de Águilas, Lorca y Puerto Lumbreras

RINOFARINGITIS EN LOS NIÑOS

Un artículo del pediatra,Emilio Sánchez Campillo

Resfriado-1024-x-7681La rinofaringitis no es más que el resfriado común y es uno de los problemas más usuales a lo largo de la infancia. De hecho, es el principal motivo de consulta a los pediatras, lo cual no es extraño ya que un niño puede tener varios episodios de rinofaringitis en un mismo año. Esto se debe a que la rinofaringitis es el reflejo del proceso natural de maduración del sistema inmunitario.
Básicamente, se trata de una enfermedad infecciosa que provoca una inflamación en la zona faríngea superior y que suele desaparecer al cabo de 7 o 10 días.
La rinofaringitis puede estar causada por más de 200 virus diferentes, los cuales suelen acceder al organismo cuando el niño se toca con las manos infectadas los ojos, la nariz o la boca. El periodo de incubación puede llegar a ser muy corto, de apenas unas horas, por lo que los síntomas se manifestarán relativamente rápido.
En los bebés, la rinorrea puede llegar a ser muy molesta porque les impide respirar, como consecuencia se muestran irritables y pueden perder el apetito. En estos casos se puede usar suero fisiológico o  recurrir a un succionador que permita evacuar las secreciones nasales.

Además, debes tener en cuenta que la fiebre solo es la expresión de que el cuerpo está luchando contra la infección. De hecho, las infecciones virales de este tipo suelen ser “autolimitadas”, lo cual significa que se curarán solas, sin recurrir a los medicamentos. Aún así, es importante mantenerse atentos a la fiebre y asegurarse de que no sea muy alta, para prevenir las convulsiones febriles. No obstante, en algunos casos la rinofaringitis puede complicarse provocando una otitis media aguda, un problema muy usual en los niños de menos de 2 años, al igual que la neumonía o la bronquiolitis. También puede provocar laringitis aguda, amigdalitis o sinusitis

Síntomas
-Malestar generalizado
-Dolor de cabeza
-Goteo nasal o constipación
-Fiebre alta
-Dificultades para respirar
-Estornudos
-Irritación nasofaríngea
-Tos

EL TRATAMIENTO DE LA RINOFARINGITIS
Al contrario de lo que piensan muchos padres, los antibióticos no son muy útiles para combatir las infecciones virales. Por eso, el tratamiento de elección para la rinofaringitis consiste en controlar los síntomas. En algunos casos se puede recurrir a los antihistamínicos para aliviar las alergias, a los antitusivos para aliviar la tos o a los expectorantes para ayudar a expulsar las secreciones. Los antipiréticos también son útiles para mantener bajo control la fiebre.
No obstante, en sentido general se recomienda que el niño repose, que beba abundante líquido y que haga inhalaciones. También es útil colocar un humificador en la habitación del niño, asegurarse de ventilar la casa y bajar la calefacción para que el ambiente no sea demasiado seco.
Por último, es recomendable que durante los primeros dos o tres días no lleves al niño a la guardería o al colegio ya que así disminuyes el riesgo de que contagie a otros pequeños.
ACT-30-LGGGGOC-28102016

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies