“Por motivos que el lector no conoce, el 99 por ciento de la Humanidad se muere en un abrir y cerrar de ojos… ¡en un flash!”

Antonio Marcelo Beltrán, periodista y escritor, lleva más de diez años viviendo en nuestra comarca. Estos días le vemos muy ajetreado con la distribución de su novela «El Flash», un libro cuya primera edición se ha agotado en tan sólo tres semanas

LA ACTUALIDAD ENTREVISTA A ANTONIO MARCELO BELTRÁN, PERIODISTA Y ESCRITOR

Pregunta.: Antonio, ¿de qué habla «El Flash»?
Respuesta.:Bueno, es una novela cuyo punto de partida es contundente: por motivos que el lector no conoce, el 99 por ciento de la Humanidad se muere en un abrir y cerrar de ojos… ¡en un flash!

P.:
Más contundente que eso…
R.:¿Verdad que sí? [ríe]. Después de este golpe inicial, los supervivientes se van alineando en dos bandos: el de los buenos y el de los malos. Algunos empiezan a acaparar, por ejemplo armas y bebidas, se emborrachan, roban coches de alta gama y forman pequeñas bandas. Se pasan al lado oscuro, por decirlo así.

P.: Y luego estarán los buenos…
R.:Así es. Gente que, a priori, no son mejores ni peores que los demás, pero que se esfuerzan en mantener los mimbres de la civilización, los «palicos y cañicas» que han quedado. En seguir siendo gente honesta. Los protagonistas de la novela son cuatro personas corrientes, uno es un parado de larga duración, otro es un delincuente de pacotilla, el otro tiene problemas mentales…

P.: La acción es actual, es decir, ¿transcurre en nuestros días?
R.:La acción es contemporánea, sí… ¡y además aparece Águilas! A la hora de escribir a mí me gusta partir de escenarios que ya conozco, aunque eso no quiera decir que sean personas y circunstancias reales. «El Flash» comienza en la otra punta de España, en La Coruña, que también es una zona que conozco bien, y los protagonistas van corriendo aventuras porque uno de sus objetivos es rescatar a un cuarto amigo, que va en silla de ruedas y se ha quedado atrapado en Madrid. En un Madrid con cinco millones de muertos que empiezan a descomponerse, con los coches formando un único atasco y en el que empiezan a salir una docena de bandas rivales.

P.: ¿Es una novela de terror?
R.:Pues yo no me arriesgaría a leerla de noche [ríe], pero los monstruos que aparecen en ella no son los monstruos exteriores, vampiros, fantasmas, zombies… sino los interiores: el monstruo de la impunidad, de hasta dónde puede llegar el ser humano cuando las leyes y la civilización se desmorona a su alrededor. Es una prueba que por suerte no tenemos que pasar… aunque recordemos lo que pasó en la Alemania nazi, en Yugoslavia, en tantos países donde de pronto se levantan los Señores de la Guerra…

P.: Es un guiño a «El señor de las moscas».
R.:No se me había ocurrido pero sí; sin duda, y salvando las distancias. Es un libro que leí de joven, que he releído, y que mira por dónde, habrá dejado una huella pequeña en mi Flash.

P.: ¿Qué otros autores te inspiran al ponerte a escribir?
R.:Yo no leo con la pretensión de que nadie me inspire, de compartir musa con los grandes… leo para entretenerme y entender mejor el mundo. Siempre me han gustado clásicos como Bécquer, la Pardo Bazán, Blasco Ibáñez, Delibes, Cela, Benito Pérez Galdós… en los últimos tiempos, Arturo Pérez-Reverte. Y soy un fanático absoluto de Stephen King. La suerte es que él escribe a un ritmo de una o dos novelas al año, y siempre tengo algún libro suyo pendiente.

P.: «El Flash» no es tu primera obra publicada…
R.:No. El año pasado publiqué, junto a las periodistas Cristina Selva y Ángela Ruiz, «Crudos Sucios Sangrientos», un conjunto de relatos de fantasía y de terror. Ángela ya había fallecido cuando se editó, fue un homenaje póstumo a una maestra del oficio y a una amiga.

P.: ¿Tienes algún otro proyecto entre manos?
R.:Acabo de terminar un libro sobre la Transición, una pequeña guía en la que pretendo explicar de forma amena lo que pasó en aquellos años tan duros y apasionantes, entre el final del franquismo y nuestra democracia. Y también me gustaría sacar a la luz muy pronto un conjunto de relatos de terror, protagonizados por periodistas, que estoy terminando de corregir.

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies