isladelfrailehostel

Finalizados los trabajos de consolidación estructural del Santuario Patronal de la Virgen de las Huertas

Los trabajos han sido financiados en su integridad por parte del Instituto de Patrimonio Cultural de España (IPCE), y se han centrado en garantizar la seguridad del conjunto, aprovechando, además, para subsanar los daños que presentaba el inmueble con anterioridad a los seísmos.
La Concejal de Cultura del Ayuntamiento de Lorca, Sandra Martínez, ha visitado esta mañana las obras de recuperación que se están desarrollando en el Santuario Patronal de la Virgen de las Huertas. La Edil ha explicado que hasta el momento se ha invertido una cantidad de 500.000 euros, que ha permitido que la obra de mayor enjundia, centrada en la consolidación y estabilización del Santuario, esté ya finalizada. Se trata de una cantidad que ha sido sufragada íntegramente por parte del Instituto de Patrimonio Cultural de España (IPCE), y que vienen a garantizar la seguridad de la construcción, que se había visto seriamente afectada por los seísmos del año 2011. Los daños afectaron gravemente a la estabilidad de la torre del campanario, así como a las paredes del inmueble, pilares, cúpula, tabiquería interior, y otros elementos de ornamentación que sufrieron desprendimientos y roturas de diverso tipo.

La Edil de Cultura ha señalado que “ahora contamos con un Santuario que ofrece garantía de seguridad, puesto que hemos aprovechado la ejecución de las obras para subsanar deficiencias que ya existían en este edificio con anterior a que se registraran los terremotos y que se vieron agravadas por los mismos. Entrando en detalles, podemos destacar que ya se ha conseguido instalar de forma definitiva la parte superior del campanario, una reivindicación histórica tanto del propio Ayuntamiento como de los vecinos, que se ha visto cubierta gracias a estos trabajos. La recuperación de la torre del campanario es todo un símbolo, ya que estamos hablando de volver a escuchar uno de los sonidos más característicos de la Virgen de las Huertas, como es el repique de sus campanas. Una vez finalizadas estas tareas, los trabajos se van a centrar en la rehabilitación y recuperación de elementos ornamentales y otras decoraciones, algunas de las cuales sufrieron graves daños por el impacto de elementos constructivos y de revestimiento del techo de la iglesia”.

Sandra Martínez ha anticipado que “las tareas en el Santuario no se van a detener ahora, sino que, como ya previmos en su momento, se continuarán con la ejecución de una segunda fase para cuya financiación ya contamos con el compromiso firme del IPCE, tal y como quedó acordado en la reunión de trabajo que mantuvimos en Madrid el pasado 17 de enero. Esta buena noticia evidencia el gran trabajo que se está ejecutando por parte de las diferentes administraciones e instituciones implicadas en el proceso de recuperación de nuestro patrimonio histórico, principalmente representado en las diferentes construcciones de carácter civil y religioso que atesora nuestra ciudad”.

El Ayuntamiento quiere que los hallazgos en el subsuelo sean visitables
Sandra Martínez ha afirmado que el Ayuntamiento está trabajando ya en la posibilidad de hacer visitables los restos hallados en el subsuelo del Santuario, un proyecto que presenta algunas dificultades que han de ser debidamente analizadas para permitir concretar la mejor solución posible. Los restos hallados abren nuevas perspectivas para la investigación y difusión de este importante elemento del patrimonio arqueológico lorquino.

Haciendo un poco de historia podemos recordar que las cualidades de esta zona hicieron que fuera elegida en el siglo X para construir un palacio o almunia, entre dos de las principales acequias que irrigan la huerta próxima a la ciudad. Los restos arquitectónicos documentados de este destacado edificio están configurados por un muro de piedra trabada a soga y tizón, típico de la arquitectura cordobesa. Este muro de más de 3,5 metros de altura conservada, tendría al menos cuatro vanos, de los cuales se puede apreciar la forma de tres de ellos: el situado más al este es apuntado, uno de los centrales es lobulado y el otro es de herradura apuntado; estos dos últimos presentan en el intradós restos de estucado pintado con bandas alternas rojas y blancas, que se asemejan a las decoraciones de la Mezquita de Córdoba y del palacio de Medina-Azahara. Es posible que esta arquería diera acceso a uno de los salones del palacio. De momento no se pueden concretar más datos sobre el palacio andalusí, ya que esta zona fue alterada y removida en sucesivas reutilizaciones, introduciéndose el muro bajo una de las capillas de la actual iglesia.

Sandra Martínez ha indicado que la información extraída de la investigación llevada a cabo en las excavaciones arqueológicas en el Santuario Nuestra Señora la Real de las Huertas (2000, 2003 y 2012), ha permitido conocer en mayor medida la historia de este lugar y de las sucesivas ocupaciones que se fueron superponiendo en esta zona de la huerta de Lorca, desde al menos época romana.

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies