isladelfrailehostel

“De la vida hay que saber que, después de todo lo malo, viene lo mejor”

Alguien que nace el día de los enamorados no puede ser más que tierno, simpático, amable y alegre. Este es el caso de Juan Piernas Tudela al que conocerán mucho mejor si les digo que es el Tio Juan Rita. El próximo 14 de febrero, como nos ha adelantado: “Si Dios quiere, cumpliré los cien años”. En una entrevista muy especial podemos percibir al instante como es Juan Rita. Si hay algo que destacaría de su personalidad es su humildad a lo que solo le hace sombra toda su sabiduría.

Pregunta.- ¿Qué se siente al cumplir 100 años, y lo más importante con la cabeza en su sitio?
Respuesta.- Cómo me voy a sentir: estupendísimo, yo nunca pensé que iba a llegar a esta edad. Pero en fin, estoy agustísimo no solo con los cien años sino con la gente que me quiere.

P.- En cien años de vida hay que hablar de amor ¿Cómo conoció a su mujer, y cuantos hijos tiene?
R.- Conocí a mi mujer cuando tenía 14 años, pero como decimos nosotros, cuando me arrime a ella tenia 16 años. Para mi ella ha sido la ilusión de mi vida y juntos tuvimos tres hijos maravillosos.

P.- ¿Qué es de lo que más orgulloso se siente de toda su vida?
R.- De lo más orgulloso que me siento es de verme con las amistades que tengo. Ver lo que me quiere la gente para mi es el orgullo más grande que tengo.

P.- ¿Es usted consciente de que es una de las personas más queridas en Lorca y en la Región?
R.- Si, afortunadamente, si soy consciente pero siempre dentro de mi humildad. Siento como la gente me quiere “a puñao”, y todo lo que me hacen es bueno.

P.- ¿Cómo resumiría su vida?
R.- Pues ya hay poco que resumir. Gracias a Dios, ya lo tengo todo resuelto, y estoy muy satisfecho con lo que tengo y con lo que he sido y soy.

P.- ¿Cómo ve Lorca cien años después?
R.- Dentro de lo malo, y de lo que ha sucedido en Lorca, hay que pensar que todavía hay cosas aún peores. Pero quiero decirles a todos los lorquinos que tengan esperanza, que pueden verse todavía mucho mejor de lo que se han visto. Además, creo que Lorca tiene grandes aspiraciones.

P.- ¿Qué es lo más importante de la vida?
R.- Lo más importante de la vida es ser persona formal, saber afrontar las cosas de la vida, tanto las buenas como las malas, y tener la esperanza en que después de algo malo viene lo mejor.

P.- ¿Se acuerda cuando fue la primera vez que cantó un trovo?
R.- La primera vez que yo cante un trovo tenía ocho años. Nos juntábamos los zagales, por que las muchachas no querían juntarse con nosotros… (risa picara). Y entre los muchachos, con calderos, ollas o latas hacíamos nuestra música para cantar los trovos. Y el director de todo aquello era Juan Rita. Nuestros mayores disfrutaban escuchándonos y me decían que prometía como trovero.

P.- Qué es para usted esta gran cultura y tradición del cante del trovo?
R.- El trovo es un arte espontáneo e improvisado, es algo que sale del cerebro que no puede tener todo el mundo. Nace desde dentro con cariño y siempre con aspiración.

P.- ¿Con el trovo se nace o se hace?
R.- Las dos cosas, se nace pero también se hace, es decir dentro de marcha, una vez que ya has entrado al mundo del trovo, se va haciendo y, por tanto, mejorando.

P.- Usted mismo ha dicho en alguna ocasión que comenzó en lo más bajo, y ahora es conocido en toda España e incluso en algunos países, ¿Qué se siente al ser el trovero más conocido?
R.- Para mi es todo un orgullo, pero, yo no soy más que nadie. Si es verdad, que soy bastante conocido y por supuesto, estoy muy contento al respecto.

P.- ¿Usted es maestro del trovo?
R.- No, yo no he sido maestro. Si es cierto, que algunos troveros pues han cogido algún ejemplo conmigo, pero no hay que olvidar que existen troveros que son mejores que yo.

P.- ¿Tuvo maestro?
R.- Absolutamente ninguno. Yo solo aprendí y crecí en este arte del trovo.

P.- Con un siglo a sus espaldas ¿nos podría dar los consejos fundamentales para tener la mejor vida posible?
R.- No crea que es tan fácil llevar una buena vida al completo. Pero básicamente para tener la mejor vida posible, uno no debe considerarse más que nadie, que se arregle con lo suyo y que este conforme con lo que tiene. Y, por supuesto, ser buena persona y disfrutar de todo lo bueno que tenemos alrededor, como son la familia y los grandes amigos, que afortunadamente para mi son muchos.

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies