isladelfrailehostel

El número de viviendas en reconstrucción alcanza las 866 con el inicio de la reedificación de un bloque de pisos en el barrio de La Viña

El nuevo edificio contará con servicios de los que antes no disponía, como plazas de garaje y ascensor
El Alcalde de Lorca, Francisco Jódar, ha informado esta mañana que el número de viviendas en reconstrucción tras los terremotos de 2011 asciende ya a 866, gracias a la puesta en marcha de las obras para la reedificación de un bloque de 16 viviendas en los números 2 y 4 de la calle Herrerías, en el barrio de La Viña. El Primer Edil ha afirmado que la denominada zona cero de los seísmos es ahora el barrio de la reconstrucción, la ilusión y la esperanza. Hoy sumamos un nuevo motivo para reafirmarnos en esta verdad incuestionable. Y es que el comienzo de las obras en este edificio supone un momento tantas veces ansiado por los vecinos. El esfuerzo conjunto ha dado sus frutos y hoy los hogares tan necesitados comienzan a construirse. Pero no son las mismas viviendas dañadas por los terremotos, sino que son nuevos pisos en un nuevo edificio con mejoras sustanciales. Se tratará de una construcción más accesible, más eficiente y de menor consumo, con ascensor, con plazas de garaje, con espacios comerciales,… En definitiva, un edificio mejor y también más seguro.

Francisco Jódar ha destacado que con el comienzo de esta nueva obra y el inicio del proceso de renovación urbana, el Barrio de La Viña alcanza el punto álgido de la reconstrucción. Hoy recorrer estas calles es contemplar la realidad de Lorca, una ciudad que vuelve a crecer y lo hace con mejores edificios, con mejores recursos y con mejores servicios. Siempre hemos defendido que no nos conformaríamos con recuperar la Lorca de antes de los terremotos. Tras tanto sufrimiento merecíamos más. Pues bien, la Lorca de hoy y de mañana se está construyendo y lo hace, como sucede con este nuevo edificio del que hoy ponemos la primera piedra, siendo mejor para todos sus moradores.

16 viviendas con garaje, ascensor y la distribución de cada piso a gusto del propietario.
Ubicado en el Barrio de La Viña, el Edificio Herrerías 2 y 4 comienza su reconstrucción incluyendo importantes mejoras con respecto al edificio antiguo que tuvo que ser demolido. Se reconstruyen las 16 viviendas demolidas a consecuencia de los seísmos, con una superficie total de casi 1.900 metros. Se construirán 16 plazas de garaje, una por vivienda, con una superficie global de 447 metros cuadrados. Este edificio no disponía anteriormente de plazas de garaje. Gracias a la sobreelevación de una planta a través del Plan Especial de Reforma Interior, se ganan 330 metros cuadrados para uso comercial. El espacio comercial pertenece a los vecinos y ayudará a la viabilidad de la obra, al mismo tiempo que suma un importante espacio de dinamización económica para este barrio. Además, y gracias a esta mejora, los vecinos que tenían sus viviendas en entresuelos a pie de calle las verán elevadas a planta primera.

Las nuevas viviendas serán más eficientes en el plano energético, gracias a los mayores aislamientos térmicos en cerramientos, carpintería exterior, doble acristalamiento,… Contarán con ascensor, algo que no tenía la anterior edificación. La instalación de placas solares en la cubierta permitirá a las viviendas disponer de sistema de agua caliente sanitaria reduciendo la producción de CO2 del edificio mediante la utilización de energías renovables.

Del mismo modo, las nuevas viviendas cumplirán las normativas de aislamiento acústico, reduciendo todos los ruidos procedentes del exterior. Estas viviendas mejorarán también en cuanto a accesibilidad, facilitando los accesos a personas discapacitadas. Cumplirán también con las normativas de protección contra incendios; Reglamento de Instalaciones Térmicas de los Edificios que mejora las ventilaciones y calidad del aire interior de las viviendas; estarán capacitadas para usar el gas como fuente de energía térmica; normativa de telecomunicaciones;…

Hay que destacar que los vecinos pusieron un gran empeño en que las nuevas viviendas tuvieran semejanza en cuanto a la distribución con respecto a las anteriores, algo que se ha conseguido a pesar de la introducción de nuevos servicios y estándares de calidad. Además, cada vecino ha participado de forma activa en el diseño de su vivienda, por lo que cada una de ellas será reconstruida en base a las necesidades y peticiones de cada familia.

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies