Aislamientos Lorca

«El Salto», cuántos recuerdos para los lorquinos

Cuántos recuerdos de “El Salto”, una infra-estructura hídrica ejecutada dentro de un amplio paquete de obras para el aprovechamiento del agua de riego y fechada en 1933.
Es un ejemplo de la cultura del agua, un elemento que formaba parte del denominado “Canal de Aguas Claras”, una infraestructura ejecutada durante la primera mitad del siglo XX para comunicar el vaso del Embalse de Puentes directamente con la Casa Mata, en el barrio de San Diego. Tenía el objetivo de rentabilizar aún más el agua procedente del pantano que se destinaba a regar la huerta del munici-pio, evitando las pérdidas por evaporación que se registraban en las conducciones abiertas. La ca-nalización, que se inició a ejecutar sobre 1929, transcurría por la margen derecha del río Guadalen-tín hasta la Rambla de los 17 arcos, desde donde cruzaba el lecho hacía la orilla izquierda.
El mencionado Canal de Aguas Claras contaba con un total de 3 saltos; uno en Los Cauti-vos, otro en La Mina y el que queremos que se recupere ubicado en La Ribera. Esta obra de inge-niería constituyó una innovación dentro de la historia hídrica lorquina, y planteamos que se sume a los importantes elementos con que contamos en nuestro municipio relacionados con el agua, como es el caso del Molino del Escarambrujo, la Casa Mata, los Sangradores del río, además de las gran-des obras de los embalses de Puentes y Valdeinfierno, como principales baluartes de la cultura del agua.

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies