Periódico con noticias locales de Águilas, Lorca y Puerto Lumbreras

La agricultura pasa por uno de los momentos más críticos

Un elevado número de agricultores de la comarca están abandonando el sector

Manifestación

Una de las muchas manifestaciones para reclamar agua

La agricultura comarcal está atravesando una situación “bastante complicada”, según afirmaba a este rotativo el presidente regional de Asaja, Alfonso Gálvez, que no es sino el reflejo de la crisis que desde hace ya bastante años viene arrastrando este sector.

En este sentido las diferentes cooperativas agrarias manifiestan que los activos agrarios están descendiendo y hay casos en los que los agricultores no tienen más solución que abandonar la actividad por la conjunción de diversos problemas. Joaquín Roldán, presidente de Coag en Águilas, manifiesta sobre este particular que “el pasado año fueron muchos los pequeños agricultores que abandonaron el sector, para este año las perspectivas no son mejores y se producirá otra gran desbandada”.

Por su parte, Víctor Giménez, presidente de Coag en Lorca, apunta que “los jóvenes no quieren entrar en esta profesión y buscan otras alternativas. Algo que está condenado al campo a la desaparición y es algo que, poco a poco, ya estamos viendo”.

En cuanto a las causas de esta situación para los agricultores son básicamente dos. Por un lado la escasez de agua y, por otro, los bajos precios de la producción que los agricultores achacan a la entrada descontrolada de mercancías de terceros paises y a las grandes cadenas de distribución europeas.

En lo que respecta a la falta de agua, Lorca es, según Gálvez, una de las zonas de la comarca más afectadas. Sobre este particular Manuel Soler, presidente de la Comunidad de Regantes lorquina, subraya que en “este año los agricultores solo pueden acceder al 50% del agua que realmente necesitan”. Esto ha traído como principal consecuencia, continúa diciendo Soler,un aumento en los costes de producción ya que “los agricultores se ven obligados a alquiler superficies de terreno que, aunque no cultivan, les da derecho a más agua”.

En definitiva, un cúmulo de circunstancias, el de la falta de agua y los bajos precios, que está llevando a un encarecimiento de los costes de producción y, por tanto a una falta de rentabilidad para los agricultores, que se está traduciendo en una lenta agonía para los campos de la comarca.

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies