Los 2.200 vecinos del Barrio de San Pedro se beneficiarán de la remodelación de 31 calles gracias a una inversión regional de más de 3 millones de euros

IMG_3603El barrio más poblado y extenso de los cinco barrios altos de Lorca será el más beneficiado del convenio por el cual la Consejería de Fomento de la Comunidad Autónoma aporta al Ayuntamiento de Lorca diez millones de euros para mejorar esta zona de la ciudad
El Consejero de Fomento e Infraestructuras de la Comunidad Autónoma, Francisco Bernabé, la directora general de Ordenación del Territorio, Urbanismo y Vivienda, Nuria Fuentes, y la concejal de Obras del Ayuntamiento de Lorca, Eulalia Ibarra, han visitado esta mañana las obras que el Ayuntamiento lorquino está acometiendo en el barrio de San Pedro gracias al convenio por el que el Gobierno Regional subvenciona con 10 millones de euros la remodelación de los barrios altos de esta ciudad.

Bernabé ha explicado que los 2.200 vecinos de este barrio, el más extenso y poblado de las laderas del castillo lorquino, se beneficiarán de la remodelación integral de 31 calles y la creación de un parque gracias a una inversión regional de más de 3 millones de euros, siendo la más alta de las destinada entre los cinco barrios de esta zona.
Ibarra ha destacado que “con estas obras damos continuidad al trabajo que venimos realizando para transformar todas las calles de Lorca, mejorando la accesibilidad, los servicios de abastecimiento de agua potable y saneamiento, creando una red de pluviales, instalando nuevo alumbrado con tecnología led y creando nuevas zonas verdes con las que incrementamos los árboles y resto de la vegetación”.
En la actualidad se están ejecutando la reforma de las calles Guirao, Travesía Los Guirao, Caridad y Albaricos, una vía en la que precisamente se ha demolido el edificio del antiguo Plan Social para construir lo que será el Parque de las Mujeres, junto a la guardería de San José de Calasanz.
Estas inversiones dan continuidad a las 15 ejecutadas dentro de este mismo convenio, como son las de Padre García, Padre Carlón, Padre Morote, Sol, Torrevieja, Luna, Tudela, Marmolico, Palmera de Uceta, Abellán, Cuatro Granadas, Camino Viejo de San Pedro, Córdoba, Ramírez y Medrano.
Pero además está previsto que las obras continúen en otras diez calles como son Alfonsina, Mayor de San Pedro, Toto, Niño, que se prevé que comiencen a finales de febrero, y más adelante Calle Sor Matilde García, Molina, Palas, Cabezo, Travesías y Escuelas.
Una de las obras más significativas entre las que se encuentran en marcha es la mejora de la accesibilidad a la Ermita de San Roque, el templo más antiguo de la ciudad, donde desde diciembre de 2014 se encuentra el Museo del Belén, y cuya subida se ha diseñado de forma más cómoda, así como con cinco parterres además de jardineras y alcorques para la plantación de la vegetación.
“Gracias a la colaboración entre administraciones vamos a hacer posible que esta zona, tal vez la más olvidada de Lorca por gobiernos municipales anteriores, mejore convirtiéndose en un espacio mucho más habitable, con mejores servicios y una mayor calidad de vida, como ya hemos hecho en otros barrios como San Juan, La Viña, Alfonso X, San José, …”, concluyó la edil lorquina.

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies