Aislamientos Lorca

El «Equipo B», la peña que inventó los sábados de Carnaval, llega este año dispuesta a limpiar Águilas de «intrusos»

La peña lleva ya 27 años siendo un referente y este año quieren liarla

El Equipo B es una de las peñas más significativas del Carnaval de la noche en Águilas…una comparsa que llegó incluso a abrir el desfile de Piñata en 2018. Podemos decir que ellos que inventaron los sábados de Carnaval, ya que cuando en ese día apenas nadie se disfrazaba, ellos comenzaron a vestirse al mediodía.
Y es que, los más de 40 componentes de esta comparsa han marcado un antes y un después en la historia reciente del Carnaval aguileño, como también lo ha hecho su autobús, que cuántas historias podría contar si hablara…lo dejamos ahí.
Ironía, una burla social que acaricia los límites de lo permisible… pero, sobre todo, este grupo de amigos son un claro ejemplo de la magia del Carnaval.
Han pasado ya muchos años, digamos 27, desde que unos compañeros de fatigas y cubatas decidieron disfrazarse de “guarras de esquina” un sábado al mediodía, siendo muchas las peñas que han seguido sus pasos.
Durante estos años, han derrochado buenas dosis de ironía, tanto amables con un poco de “mala leche”… ¿Quién no recuerda a un grupo de manolas ataviadas con una original peineta y una vela encendida sobre su pecho que recreaba un símbolo fálico? ¿O aquel Nacimiento viviente que llevó a las beatas a persignarse a su paso y clamar al cielo con cara de resignación? ¿Ese año donde se metieron en la piel de unas atrevidas legionarias? ¿O cuando torearon en la Plaza de toros?
Sin duda, el Carnaval de 1994 fue uno de los destacados por parte de sus componentes. Ese año, el Equipo B desplegó un autobús-hospital con el nombre de la “Pava de la Pantoja” . También hay que destacar el 2003, un Carnaval en el que estos “golfos” del Equipo B se disfrazaron de escolares del “Colegio María Enculada”, tal y como rezaba en la parte trasera de su inseparable autobús.
Por supuesto, el año de “Legionarias” tampoco es para olvidar, sobre todo porque durante toda la tarde los acompañó el pregonero, José Antonio Camacho.
Estos últimos años se han disfrazado de cabareteras de Moulin Rouge, de enfermeras o de simpáticas “Folladoras del frac”, a las que no se les resistió ningún moroso, de chachas de la limpieza o Cupidas.
En 2018 tocaba el tema catalán y el año pasado fueron de rocieras.
En 2020 llegan pisando fuerte para tomar el territorio de Águilas y libararlo de los intrusos, sin faltar, incluso, una consulta pública. Con muchas ganas de verlos en su autobús montando barullo y llevándose todas las miradas

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies