isladelfrailehostel

Las 38 peñas que desfilaron llenaron las calles de magia

El Carnaval no entiende de crisis. La fiesta grande de Águilas sólo entiende de ilusión, originalidad y el sentimiento y las ganas de superarse de unas peñas, de unos carnavaleros, que han hecho suyo un desfile de 2012 en el que los aguileños no han escatimado ni en diseños ni en coreografías. Ni rastro de sobriedad, el Carnaval es nuestra fiesta grande y así seguirá siendo por encima de cualquier adversidad que se nos presente. Y es que, el pasado domingo, la caída de la tarde dio paso a una cabalgata que destacó por la calidad, el espectáculo y una comicidad que para muchos ha sido lo mejor de este año.

El Ballet Oficial de la Federación de Peñas, como es habitual, encabezó el desfile de la fiesta grande de Águilas; como siempre, mostraron un derroche de energía y color, haciendo vibrar a todos los aguileños y visitantes. Bajo la tutela de Conchi Caparrós volvieron a meterse al público en el bolsillo.
A continuación, una espectacular Musa, Eva Mª Mesas, subida en su carroza, como si de una princesa se tratase, ponía la primera nota de belleza. Seguramente una de las Mussas más guapas de los últimos años, junto a su peña “Pirueta”, levantó a los asistentes de sus asientos durante su paso.
Tras esta peña hicieron su aparición los Individuales, seguidos de las comparsas infantiles, donde cientos de pequeñajas aguileñas movieron el cuerpo al ritmo de salsa, demostrando que el futuro del Carnaval está más que asegurado.

Mención a parte merece la peña Rata Loca, para muchos lo mejor del desfile, por su parodia a la Selección Española de Natación Sincronizada, que hizo llorar de la risa hasta al más tranquilo del desfile. Con la Peña 2004 llegó Doña Cuaresma, guapísima, acompañada de toda su peña.
Ipanema y Nuevo Ritmo empezaban a darle ritmo al desfile. Un pasacalles, que como ya hemos dicho, no mostró ningún síntoma de crisis, si no todo lo contrario. El desfile volvió a cautivar a los asistentes un año más.

Hasta 38 comparsas se fueron alternando, en su orden correspondiente para bajar la Avenida de Juan Carlos I. Peñas cómicas, integradas en su totalidad por hombres, comparsas de plumas y baile, donde se aprecia la belleza de la mujer aguileña y peñas que simplemente salen a pasárselo bien, aquellas que han heredado el espíritu de las comparsas pioneras de nuestro desfile de Carnaval.
Si hubiera que resaltar alguna especialmente, esa sería Adamantium. Tras un año de descanso, esta peña, que siempre se ha caracterizado por su originalidad y grandiosidad, dio una lección de elegancia y majestuosidad luciendo un maravilloso traje que emulaba ser un reloj antiguo, con mecanismo incluido, en tonos dorados y azules que dejaron al público maravillado.

En resumen un desfile este de 2012 que no ha tenido nada que envidiarle a otros pasacalles de años anteriores en los que la economía estaba mucho mejor. Ha habido peñas que se han tomado un descanso, eso sí, pero que esperamos vuelvan muy pronto.

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies