Periódico con noticias locales de Águilas, Lorca y Puerto Lumbreras

Pocos y cabreaos

Como decía el otro, pocos y cabreaos. Es una pena como se está poniendo la cosa de enfrentamientos personales en nuestro pueblo.

Lo que más me parece una pena es cómo lo está pasando Juan; sí, Juan el hijo del Felipe, el del bar de la glorieta de Alfonso Escámez, para situarnos. Una cosa es lo que como alcalde le está cayendo, en lo que no entro, pero como persona, como conocido de todos, de toda la vida de Dios, como vulgarmente se dice, el hombre está pasándolo mal.

Y posiblemente es que este aperreo vaya en el pack de político, pero seguramente cuando se plantean dedicarse a esto, no piensan que algo así puede llegar. Y es que , me da la sensación, sin ganas de meterme en berenjenales, que al abrir el paquete bomba enviado desde Murcia, le ha explotado de lleno. Digo yo, a mis cortas entendederas, que la política me gusta pero no la entiendo. Aunque las ideas políticas de cada uno sean las de cada cual, estoy convencido de que Juanico no ha metido la mano en la caja, que es lo que más nos jode a los ciudadanos. Pero me temo que va a pasar una cuaresma realmente dura.

En fin, dejando pasar el tiempo, veremos en qué queda toda esta triste historia que ya ha debido llegar a los hijos de la Gran Bretaña, para alejárnoslos un poco más. Y eso es lo que nos preocupa: que los comerciantes, los constructores de pisos, los albañiles y los empleados de servicios les necesitamos. Ingleses, franceses , alemanes y madrileños.

Quede claro que no nos basta con los funcionarios, más los trabajadores agrícolas, más los inmigrantes, que necesitamos que la masa social consumidora aumente.

La gran cantidad de nuevos establecimientos y empresas de servicios necesitan mayor masa de consumidores para salir adelante. Otra cosa es cómo atraerla adecuadamente y con estabilidad, pero yo no cobro para dejar ese tema resuelto.

Sin duda, hay dos teorías para ello. Lástima que sean irreconciliables y no se hayan confrontado nunca, para complementarlas, se me ocurre. Coño ya.

Con un poco de suerte, este tema , esta mala prensa acabará pasando y lo recordaremos como un mal trago, como aquellas zanjas que hizo , hace más de 15 años, el otro alcalde durante años para canalizar alcantarillado. Eran muy molestas cada día, durante meses, en las calles principales, pero eran necesarias.

Que hubiera sido apropiado hacerlo con cerebro en lugar de con chapuzas, sí, pero alguien tenía que hacerlo, aunque fuera mal y despacito.

Lo que debería ya estar funcionando es la elección del gobierno municipal por listas abiertas, la elección directa a la persona, pasando del grupo que lo apoya, que suele conllevar vicios ocultos y muchos infiltrados poco aprovechables (o quizá muy “aprovechaores”).

De ese modo pondríamos en el sillón a uno que conocemos bien y a su derecha a otro elegido también por nosotros, aunque no fuera de su partido; quizá así el único fin: Aguilas, sería el único acuerdo para gobernar. Y habría que acordar…..por el bien de la mayoría y no por el futuro del partido. No estaría de más empezar a pedir firmas para que se instauren las listas abiertas en las elecciones municipales. A ver si se corre. La idea.

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies