isladelfrailehostel

La murga “Los ciegos, ciegos perdíos” ultima detalles

¿Quién no conoce a este grupo de aguileños que con sus letras, altas y claras, lleva más de diez años “soltando” verdades con mucha guasa?
La murga aguileña “Los ciegos, ciegos perdíos”, está formada por un grupo de amigos, una veintena de carnavaleros que inspirados en la tradición de las murgas aguileñas, y en especial en “La Murga de Toribio” (Murga del C.C. RENFE), quisieron, hace ya más de una década, rescatar esa tradición local de cantar “verdades como puños” con mucho arte.

Son tan aguileños, que como bien dice Benito, uno de sus componentes: “Para actuar fuera de Águilas tendríamos que cambiar todas las letras porque no se entenderían”.
Por eso es tan recomendable asistir a uno de sus espectáculos, porque lo que empezó siendo un proyecto de un grupo de amigos, lo que se inició como una aventura espontánea de un conjunto de aguileños pertenecientes a peñas como “Los Chachis”, “La Clanka” o “El Tangay”, se ha convertido con los años y el esfuerzo de sus integrantes, en una actividad que congrega a miles de aguileños cada vez que sale a la calle. Algo que según Francisco Martínez, Kiko, “ha ido creciendo de manera abrumadora, es impresionante la repercusión que ha tenido en la gente”.
Y no es de extrañar, sólo hay que observarlos para darse cuenta de que la clave de su éxito reside en las ganas que ponen, en la ilusión y alegría con la que se aplican, noche tras noche, en buscar la frase exacta que arranque la mayor carcajada.
Ginés Martínez, integrante de “Los ciegos, ciegos perdíos” y reciente Máscara de Oro del Carnaval, explica en pocas palabras el espíritu de esta murga aguileña: “Te das cuenta de que merece la pena todo este trabajo cuando actuando, ves a alguien reírse, aunque sea uno”.
Francisco Javier Vera, presidente de estos “Ciegos”, presta su local, el bar “Los Mellizos”, para que sirva como sede y lugar de ensayo. De este conocido restaurante aguileño han salido actuaciones como la de 2003, cuando fueron “El pelotón del paquetón”, o en 2004, cuando hicieron llorar de la risa interpretando al “Club de fans de Miguel de Molina”.
Este año, la novedad reside en el lugar donde se llevará a cabo la actuación de la murga “Los ciegos, ciegos perdíos”. El viernes de Piñata, a las 20:30 horas, en el Salón de Actos del IES “Rey Carlos III”, tendrá lugar la cita con las mayores carcajadas carnavaleras.
Andrés Casado nos adelanta una novedad, “este año vamos a dar mucho juego”. Van tan trajeados que Francisco Javier Vera afirma que llevará el traje de su boda.
De lo que no cabe duda es de que este grupo de aguileños representa un espíritu carnavalero que es en sí la esencia de nuestro carnaval. Esa parte en la que Águilas sale a la calle representando cosas tan nuestras que fuera de la localidad jamás podrían entenderse.
Por eso, el miércoles de ceniza, a partir de las 10:00 de la mañana, la taquilla de la Plaza de Antonio Cortijos abrirá para entregar invitaciones para el acto. Una representación gratuita que, sin duda, hará a más de uno, llorar de la risa.

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies