isladelfrailehostel

Los vecinos de San Fernando agradecen al Alcalde que estableciera un dispositivo permanente de seguridad por parte de la Policía Local

Este dispositivo permitió establecer una patrulla de forma permanente, que se mantuvo durante varios meses, hasta que se procedió al derribo de los inmuebles que quedaban en pie en dicho barrio
El Alcalde de Lorca, Francisco Jódar, recibió ayer a una representación de los vecinos del barrio de San Fernando, que han querido agradecer al Ayuntamiento la especial atención y vigilancia a través de la puesta en marcha de un dispositivo de agentes de la Policía Local que permitió establecer una patrulla de forma permanente que se mantuvo durante varios meses, hasta que se procedió al derribo de los inmuebles que quedaban en pie en dicho barrio.

El Alcalde ha señalado que desde el Ayuntamiento de Lorca recibimos con agrado este reconocimiento que hoy los vecinos del Barrio de San Fernando nos quieren hacer. Es nuestra obligación solventar los problemas que puedan suceder en las calles de esta ciudad. Garantizar la seguridad de los vecinos es una de las obligaciones que las corporaciones tenemos que cumplir, con independencia de que los problemas o motivaciones sean de una naturaleza o de otra o incluso con independencia de que se prolonguen en el tiempo. Todos somos conscientes de que durante semanas el Barrio de San Fernando vivió una situación muy difícil, La seguridad de los propios vecinos requería de un control policial exhaustivo durante 24 horas al día.

El Primer Edil ha indicado que “compartíamos el sufrimiento de los ciudadanos a los que les costaba decir adiós a una parte de su vida. Nos ponemos en su piel y sentimos ese mismo dolor por tener que abandonar el hogar. Pero lo primero es siempre la integridad de la persona, y las condiciones de los edificios de San Fernando obligaban a que nadie, absolutamente nadie, permaneciera en este lugar. La Policía Local llevó a cabo una labor tan abnegada como difícil. A pesar de la difícil situación, estuvieron en su lugar garantizando la seguridad y siendo, como siempre, ejemplo de profesionalidad. Es lo que esperamos de ellos, lo que siempre obtenemos de ellos, aún en las situaciones más difíciles. Ellos no han pedido nada a cambio de esta gran labor, porque la satisfacción del deber cumplido es siempre su único premio. Sin embargo, los vecinos de San Fernando han querido agradecer el trabajo llevado a cabo y eso es algo que les honra.

Cabe recordar que el barrio de San Fernando fue construido a mediados de la década de los 70, para atender las necesidades de vivienda que presentaban numerosas familias lorquinas damnificadas por la riada de 1973. El 11 de mayo de 2011 los seísmos registrados en Lorca dañaron seriamente los bloques de viviendas que lo componían, y que, finalmente, obligaron a la demolición de la totalidad de los edificios.

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies