isladelfrailehostel

La ciudad de Lorca en el Pacto de Tudmir

El Pacto de Tudmir fue un tratado de capitulación firmado el año 713 entre Abd al-Aziz ibn Musa y el potentado visigodo, Teodomiro
Con el establecimiento de la revolución islámica en la Península Ibérica, la ciudad de Lorca fue la capital de la extensa unidad territorial (Cora de Tudmir ) heredera del pacto entre Abd al-Aziz y el conde Teodomiro de Orihuela, que comprendía una amplia jurisdicción desde Lakant (actual Alicante) a Lorca.

El Pacto de Teodomiro (también conocido como Pacto de Tudmir o Tratado de Orihuela) fue un tratado de capitulación firmado el año 713 entre Abd al-Aziz ibn Musa (hijo de Musa ibn Nusair, gobernador del norte de África) y el potentado visigodo Teodomiro, que podría haber tenido funciones administrativas en el sureste de Hispania a comienzos del siglo VIII.
El tratado es conocido como Pacto de Tudmir y la región geográfica al sureste de la península fue denominada desde entonces como Tudmir, proporcionando su nombre décadas después a una provincia o cora de Al-Ándalus, la Cora de Tudmir.
Una de las grandes derrotas que propició el liderazgo por parte de los árabes fue la sufrida en campos de Lorca, donde la caballería de Abd al-Aziz triunfó en gran medida y sin problemas a los godos que habitaban esta región.
A continuación os dejamos la traducción del tratado o pacto de capitulación:
“ En el Nombre de Dios, el Clemente, el Misericordioso. Edicto de ‘Abd al-‘Aziz ibn Musa ibn Nusair a Tudmir ibn Abdush [Teodomiro, hijo de los godos]. Este último obtiene la paz y recibe la promesa, bajo la garantía de Dios y su profeta, de que su situación y la de su pueblo no se alterará; de que sus súbditos no serán muertos, ni hechos prisioneros, ni separados de sus esposas e hijos; de que no se les impedirá la práctica de su religión, y de que sus iglesias no serán quemadas ni desposeídas de los objetos de culto que hay en ellas; todo ello mientras satisfaga las obligaciones que le imponemos. Se le concede la paz con la entrega de las siguientes ciudades: Uryula [Orihuela], Baltana, Laqant [Alicante], Mula, Villena, Lurqa [Lorca] y Ello. Además, no debe dar asilo a nadie que huya de nosotros o sea nuestro enemigo; ni producir daño a nadie que huya de nosotros o sea nuestro enemigo; ni producir daño a nadie que goce de nuestra amnistía; ni ocultar ninguna información sobre nuestros enemigos que pueda llegar a su conocimiento. Él y sus súbditos pagarán un tributo anual, cada persona, de un dinar en metálico, cuatro medidas de trigo, cebada, zumo de uva y vinagre, dos de miel y dos de aceite de oliva; para los siervos, sólo una medida. Dado en el mes de Rayab, año 94 de la Hégira [año 713 de nuestra era ]. Como testigos firman ‘Uthman ibn Abi ‘Abda, Habib ibn Abi ‘Ubaida, Idrís ibn Maisara y Abu l-Qasim al-Mazali”.
Después de la firma de dicho pacto, existe un silencio documental sobre Teodomiro y su sucesor Atanagildo.
Esto último será también un vacío documental para conocer mejor la Historia de la Lorca de estos siglos que en esta ocasión hemos tratado.

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies