Periódico con noticias locales de Águilas, Lorca y Puerto Lumbreras

El Concejal de Emergencias comparte la experiencia de Lorca en la gestión de catástrofes naturales en las I Jornadas sobre Catástrofes celebradas en Santa Pola

Jornada-de-catastrofes


El acto contó con la presencia de las autoridades de la ciudad y varios expertos en la gestión de emergencias

El Concejal de Emergencias del Ayuntamiento de Lorca, Eduardo Sánchez, participó el pasado sábado en las I Jornadas sobre Catástrofes que tuvieron lugar en la Casa de Cultura de Santa Pola. En el acto se dieron cita más de 200 profesionales de los servicios de emergencias y seguridad, además de profesionales de la psicología y la sanidad.

El acto fue organizado por el Ayuntamiento de Santa Pola y contó con la presencia del Alcalde de la ciudad, Miguel Zaragoza; el jefe de la Policía Local; el Concejal de Seguridad Ciudadana, Antonio Pérez Huerta; y la Teniente de Alcalde, Lola Gadea; además de un número variado de expertos que contribuyeron con sus experiencias a ayudar a paliar el sufrimiento físico y psicológico de las víctimas de catástrofes y emergencias.

Eduardo Sánchez ofreció la conferencia titulada: “Lorca: pasado, presente y futuro tras el terremoto” de la que se pretendía extraer conclusiones de la gestión del terremoto de Lorca y de los avances conseguidos hasta la fecha. Durante su ponencia explico que “la tragedia nos hizo sufrir y eso es algo que no se puede cambiar. Pero también nos ha permitido aprender de la experiencia”. Así, recomendó siguiendo el ejemplo de Lorca que “tenemos que aumentar la resiliciencia de las ciudades, mejorando la capacidad para superar cualquier catástrofe y aprovechando los recursos disponibles para ser mejores de lo que éramos”.

El Concejal también hizo referencia a las jornadas “Lorca Resiliente” de las que se extrajeron tres grandes enseñanzas que pueden servir para la gestión de cualquier desgracia natural. En primer lugar, la importancia de aprovechar y de exprimir las nuevas tecnologías para la coordinación y resolución de problemas derivados de cualquier catástrofe. En segundo lugar, el aumento de la formación continúa en la prevención y en las medidas de autoprotección, tanto a los profesionales como a la ciudadanía en general. Y por último, la importancia que tiene el factor humano en este tipo de desastres.

Sánchez Abad terminó su exposición explicando que “sólo analizando los aciertos y errores cometidos podremos generar aquellos mecanismos y estructuras que nos permitan construir espacios urbanos mejores, con vocación de futuro y que permitan una plena integración con sus moradores y con el mundo del que formamos parte”.

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies