isladelfrailehostel

Sugerencias sobre la función del Castillo tras su restauración

Precisamente hace casi dos años que comenzaron las obras de restauración de nuestro viejo castillo de San Juan de las Águilas. Lo contemplábamos con verdadera pena como un leproso que al paso del tiempo, se descarnaba su estructura castrense quedando en un lamentable estado de ruina.

Ahora terminado, es preocupación de nuestro ayuntamiento, cuya propiedad ejerce Aesde 1956, el de darle una digna utilidad, acorde con la función que ejerció durante los cien años que estuvo en servicio activo. Y eso es de suma importancia porque si lo dejamos con sus estancias y dependencias vacías, se puede convertir en un edificio sin vida, sin alma, con un cascarón nada atrayente para el visitante, cuando ha de servir para ser testimonio de lo que fue nuestra fortaleza tan importante en nuestro pasado histórico.

Por esta razón lo primero que hay que pensar es colocar unos paneles con una breve historia desde su inauguración en Agosto de 1756 , con las vicisitudes más revelantes que su guarnición tomó parte activa en los distintos acontecimientos de la historia local.

En esta sala figurarían los retratos de los dos reyes, Fernando VI y su hermano Carlos III, junto con el Marqués de la Ensenada, que fue el que ordenó la construcción de baluartes en esta costa contra los ataques de los ingleses.. Sin olvidar por supuesto el cuadro del Conde de Aranda que en su visita de inspección al recinto castrense el 29 de Junio de 1765 , tuvo la feliz idea de repoblar el despoblado lugar, dando como resultado las Águilas moderna.

También en otro panel debe de figurar la lista de caballeros gobernadores que ostentaron la jefatura del gobierno militar del destacamento con guarnición en dicho fuerte. Para ello, el que suscribe este artículo, ha reunido los nombres de casi treinta jefes militares. Un caso que se da muy poco en contar con esta lista en los distintos castillos de España. Yo diría, único.

La colocación de estos paneles estarían en una de las salas primeras de la Torre de San Juan con ilustraciones de los distintos soldados con sus uniformes respectivos, sonando en dichas estancias, con hilo musical adecuado, la música militar de aquel siglo de la Ilustración.

Otra estancia estaría dedicada a los distintos planos , mapas y croquis que se hallan en los archivos de Simancas, Servicio Histórico Militar, y Biblioteca Nacional. Además , en vitrinas al respecto, se podría mostrar los distintos documentos del siglo XVIII que hace tres años doné al Archivo Municipal, y que en esta muestra serviría como testimonio de los escritos del primer escribano, Rojo Rosique, a disposición visual de los visitantes.

Siguiendo el recorrido en esta Torre, nos encontraríamos con una exposición permanente del conjunto de fotografías antiguas del pueblo que se conservan en la actualidad, y que tendrían una función popular muy elocuente de cómo era el caso urbano de las Águilas que se fue.
La siguiente sala serviría para instalar los objetos encontrados en el castillo, actualmente en el Museo Municipal, así como otras piezas arqueológicas que no caben, por falta de espacio de dicho museo. El pequeño cañón que se muestra en este local, es primordial que se traslade al castillo, así como la instalación de otras piezas de artillería de la época, tan abundantes en la plaza de Cartagena..

Finalmente el recorrido se terminaría con la exposición del museo etnográfico , o manufactura del esparto , tan vinculado a la vida económica aguileña, y que en la actualidad se encuentra en la Casa de las Tradiciones , situada junto a la parroquia de la Purísima del Garrobillo de Cope.

En cuanto a la Batería de San Pedro, es esencial la reconstrucción de las dependencias del Caballero Gobernador, que podría dar detalles del mismo en el momento oportuno, así como dejar su plaza central, tal como era, con sus cañones a barbeta, y sin ningún auditorio que rompería de una manera lamentable, el sentido original del entorno.

Restaurar el escudo de Fernando VI con su leyenda , totalmente borrado y colocar la bandera de España en lo alto de la terraza de la Torre de San Juan, es digno de tener en cuenta, así como las oportunas medidas de seguridad para que no puedan actuar los indeseables con intenciones de todos reprobables.

Además la recuperación del puente elevadizo, aunque sea en posición horizontal apoyado en una base de argamasa , por donde pasarían los visitantes al interior de la torre, es esencial. Esta quedaría cerrada por una puerta en forma de rastrillo.
Por último, es de vital importancia el disponer de un medio mecánico para el acceso al castillo, como ya lo han instalado en otros baluartes de nuestro litoral.

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies