Periódico con noticias locales de Águilas, Lorca y Puerto Lumbreras

La subida del Euribor preocupa a los aguileños sujetos a hipoteca

La revisión del tipo de interés en marzo ha supuesto un ligero aumento en las cuotas de los usuarios

Directivos, trabajadores y clientes de una entidad bancaria

Directivos, trabajadores y clientes de una entidad bancaria .

Las principales autoridades monetarias (Banco de España y Banco Central Europeo) han venido haciendo advertencias en los últimos tiempos acerca del riesgo que podría suponer un incremento de los tipos de interés en nuestro país debido al gran endeudamiento general de las familias. Estos augurios comienzan con el nuevo año 2006 a trasladarse a la realidad.

De hecho, algunas de las personas sujetas a hipoteca ya han sufrido las primeras consecuencias de la subida del Euribor que, con la revisión a principios de año, se ha plasmado en un aumento de la cuota mensual. Otros, igualmente, son conscientes de que pronto les tocará ellos, pues se atisban las mismas previsiones para la revisión que se realice durante este mes de marzo.

Las hipotecas podrían subir hasta 1.320 euros anuales en dos años si el Euribor se encarece 1,5 puntos

Según informes de la Asociación Hipotecaria Española (AHE), la mayoría de los préstamos que se revisen en marzo y utilicen el Euribor como referencia, experimentarán un aumento de las cuotas. Es más, la AHE ha advertido de que las hipotecas podrían subir hasta 1.320 euros anuales en dos años si el Euribor se encarece 1,50 puntos y alcanza el 4,41% -en febrero pasado se situó en el 2,91%-.

La subida de la cuota en este escenario que plantea la AHE de un incremento del 1,5% del Euribor afectará de manera distinta en función del año de contratación de la hipoteca, siendo más notable el incremento cuanto más reciente sea el préstamo hipotecario.

Así, la subida irá desde los 486 euros para un préstamo hipotecario estándar contratado antes de 1997 hasta un máximo de 1.320 euros para quienes lo hicieron a partir de 2002. A más largo plazo, entre dos o seis años, estas subidas podrían ser mucho mayores y alcanzar un incremento de 1.000 euros anuales para todos los préstamos contratados antes de 1997, y podrían estar entre los 1.600 y 2.500 euros para las contratadas a partir de 2002.

Sin embargo, no hace falta ir tan lejos para constatar que muchos ciudadanos aguileños con hipotecas empiezan ya a sufrir o a prepararse para afrontar la nueva situación. Algunos ya han visto aumentada la cuota de su hipoteca, y aunque otros tienen algo más de margen, no descartan tener que “apretarse el cinturón” en breve tiempo.

Es el caso de numerosos jóvenes que precisamente ha accedido hace poco tiempo a su primera vivienda. Por ejemplo, la pareja formada por Juan Pedro y Elena, compraron su nuevo piso en 2005. Sobre una hipoteca de 158.000 euros, suscrita a 30 años, la cuota inicial a pagar asciende a 514 euros; una cantidad que ambos reconocen “justa” para sus cálculos presupuestarios. Ahora temen por la subida prevista, pues aunque la revisión semestral bajó la citada cuota hasta 499 euros, “si la próxima cantidad se sube demasiado, nos saldremos de nuestras previsiones y tendremos que apretarnos el cinturón más de la cuenta”, comentan.

Otras personas encuestadas, como es el caso de Lucía Simó, igualmente muestran su preocupación por este incremento. Para Lucía, que recibió recientemente el anuncio de la subida de la cuota, se trata de algo “soportable” por el momento, pero al tiempo apela a “que no siga subiendo”, pues de seguir así, lo que en principio es “llevadero”, se puede convertir en una carga “que se escapa del presupuesto”.

Alfonso Díaz es otro aguileño sujeto a hipoteca desde hace algo más de un año. Aunque confiesa no estar “muy al tanto” de la subida del tipo de interés al ser su esposa “quien se encarga de estas cuestiones”, admite que un incremento aislado no supone gran problema, teniendo en cuenta las últimas bajadas. Ahora bien, si esta subida se convierte en una escalada creciente, en palabras de Alfonso Díaz, “no solamente nosotros, sino la mayoría de personas con una hipoteca se verán muy apretados para hacer frente a unos pagos extra”.

Las personas que han contratado su préstamo hipotecario a interés fijo, como, por ejemplo, Antonia Cortés, asegura estar “más tranquila de esta manera. Ahora ya me quedan pocos años para terminar de pagar, pero preferí una cuota fija desde el principio para saber en todo momento a qué atenerme”.

También se da el caso que aquellos jóvenes que se encuentran en situación de adquirir su primera vivienda, tropezando con el inconveniente de “un endeudamiento brutal”, tal y como afirma José María Sánchez, que hace poco estuvo haciendo trámites para la compra de un duplex de nueva construcción.

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies