isladelfrailehostel
isladelfrailehostel

No hubo que lamentar daños en el derrumbe de la obra de Carlos III

El desplome de un andamio, cargado con un contenedor en un edificio céntrico, abre la polémica sobre la seguridad en la obras que se llevan a cabo en el casco urbano

Momentos después del accidente

Imagen tomada minutos después del accidente.

El desprendimiento de un andamio, cargado con un contenedor de escombros desde una obra de la calle Rey Carlos III, ha levantado la polémica sobre las medidas de seguridad que se llevan a cabo por parte de las empresas constructoras. En este sentido, en torno a las dos de la tarde del pasado día 10, un andamio cargado con un contenedor de escombros se desplomaba desde un cuarto piso de una obra situada en la calle Rey Carlos III, junto a la oficina de Cajamurcia.

El dato de la altura desde donde cayó el andamio no se ha podido verificar, ya que sólo se cuenta con los testimonios de los vecinos y las diferentes imágenes del suceso, aunque todo indica a que fue así.

Vecinos y comerciantes salieron alarmados a la calle ante la polvareda y el ruido del desplome

La hora en la que se produjo el accidente evitó que no se registraran daños personales, aunque sólo fue una casualidad, porque unos peatones quedaron tan sólo a unos metros del accidente, que produjo una gran polvareda en toda la calle, alertando a los vecinos y comerciantes de la zona, que salieron alarmados. En cuanto a daños materiales, un Seat Ibiza aparcado en la calle resultó dañado, con todo el lateral hundido, aunque en Policía Local no se registró ninguna denuncia tal y como manifestó el agente de guardia.

Por parte de los Servicios Técnicos del Ayuntamiento de Águilas, se personó la técnico de guardia en el accidente, quien redactó un informe, aunque en éste no se detallan las causas que provocaron el suceso ya que no es necesaria su redacción al competer dicho trámite a Policía Local, según informaron desde el Ayuntamiento.

Por otra parte, desde la empresa, Construcciones y Contratas de Lorca, apenas han querido hacer declaraciones, alegando, tal y como apuntó el administrador de la misma, Alejandro González, que el accidente se debió a un “cúmulo de circunstancias” y que la empresa cumple con toda la normativa en cuanto a seguridad, ya que tienen un departamento encargado de este tema. En la misma línea, González destacó que la zona se limpió lo más rápido posible y que a las ocho de la tarde se arreglaron los desperfectos ocasionados.

Actualmente, los peatones pueden circular por debajo de la marquesina de la obra, aunque en su mayoría prefieren rodear por miedo ante lo sucedido. En este línea, los vecinos han querido manifestar su queja ante esta construcción, principalmente por la caída de restos de la construcción a la vía pública, un tema en el que este medio está investigando ya que al parecer, supuestamente se han cursado varias denuncias en la Policía Local por desprendimientos de elementos de la obra.

Un 20% de las obras no cumplen todas las medidas de seguridad

Tal y como ha podido constatar este medio, y tras la consulta a técnicos de la localidad, un 20% de las obras que se llevan a cabo en Águilas incumplen en algún momento las normas de seguridad marcadas por el Plan de Seguridad, obligatorio en cada una de estas construcciones. En buena parte de los casos, los incumplimientos se derivan de falta o mala colocación de medidas de protección, como son las redes, mientras que en otros se trata de malos usos, como es la descarga de materiales sin cortar la calle, algo que supone un peligro.

En general la normativa se cumple, y Murcia es una de las regiones con un menor índice de siniestralidad laboral.

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies