isladelfrailehostel

Las saetas a la Madre de los aguileños protagonizaron la noche del sábado

La saeta, ese canto religioso que se interpreta individualmente, sin más acompañamiento que la voz del intérprete y su fe. Cante jondo de origen andaluz y flamenco, que nace de las creencias más profundas de cada individuo y que suena a lamento desgarrado.

Las saetas son esas melodías inequívocas que cada Semana Santa son interpretadas por voces anónimas que brotan desde las alturas para canalizar una plegaria llena de piedad y de arrepentimiento.
La noche del pasado sábado esas voces quebradas dejaron de ser anónimas ya que la Parroquia de San José volvía a acoger una nueva edición de la Exaltación de la Saeta “Villa de Águilas”.

A las 20:30 horas daba comienzo, dentro del templo, un espectáculo sobrecogedor donde las voces de los saeteros aguileños, Juan Lorenzo, “Jagüicas”, María Contreras y Alonso Higueras, y la de las artistas almerienses, María José y Montse Pérez, se alzaban para entonar melodías desgarradas dedicadas a la Madre de los aguileños, Nuestra Señora la Virgen de los Dolores.

El acto, organizado por la Asociación Tradición y Folklore, contó con la asistencia de numerosas autoridades públicas entre las que se encontraba el edil de Cultura y Patrimonio, Francisco Miguel Martínez, la concejal de Urbanismo y Disciplina Urbanística en el Consistorio aguileño, Isabel María Soler y el presidente del Cabildo de Cofradías de Semana Santa, Sebastián Muñoz.
Esta octava edición de la Exaltación de la Saeta ha emocionado, un año más, a los numerosos asistentes que acudieron a la cita con la devoción por la Patrona de Águilas.

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies