Periódico con noticias locales de Águilas, Lorca y Puerto Lumbreras

Los comercios locales se benefician de la huelga

Los establecimientos facturaron el sábado pasado cerca de 300.000 euros extras

Un supermercado de la localidad durante el sábado pasado

Un supermercado de la localidad durante el sábado pasado.

La huelga por parte de la Asociación Empresarial de Vendedores de Plazas y Mercados, que se ha desarrollado a lo largo de los dos últimos sábados, ha repercutido de manera directa en la facturación de los comerciantes de la localidad, que han visto incrementadas de manera notable sus ventas.

Principalmente, este aumento se ha apreciado más en comercios destinados a productos perecederos, como carne o fruta, así como en los de textiles y zapatos. En este sentido, la cifra media en que estos comercios han aumentado su caja se estima entre los 700 y los 1200 euros, según los establecimientos consultados por este medio y los datos facilitados por la Asociación de Comerciantes e Industriales de Águilas (ACIA).

Se ha apreciado más en comercios de productos perecederos y de textiles

Por otra parte, hasta mañana sábado no se sabrá si el mercado se pondrá en marcha, y por tercera semana consecutiva continuará la huelga por parte de los mercaderes. En principio, lo que sí es seguro es que no acudirán los vendedores de fruta, quienes son los que principalmente se están quejando de la disposición de los puestos en el recinto. Por tanto, es posible que el mercado empiece a funcionar aunque sólo al 50%, ya que muchos otros no acudirán ante la incertidumbre que está causando esta situación.

“Ya es hora de poder poner los puestos”

Los vendedores aguileños muestran su disconformidad por la forma en la que se está desarrollando la protesta “iniciada sólo por algunos”

La mayor parte de los comerciantes aguileños afectados por la huelga han manifestado su disconformidad por la manera en la que esta se está desarrollando la protesta iniciada por la Asociación Industrial de Vendedores de Plazas y Mercados.

Casi todos coinciden en señalar que “ya es hora de poner los puestos para poder saber así las mejoras que se necesitan, porque de otra manera siempre estaremos en el mismo punto”, señalaba para este medio uno de los aguileños afectados.
Además, para ellos la nueva ubicación “no muestra todas las deficiencias que unos pocos se empeñan en decir”.

Continúan diciendo que “con todo esto lo que está pasando es que estamos perdiendo dinero y además la gente se está acostumbrado a hacer sus compras en otros tiendas y luego será más difícil que se adapten al nuevo mercado”.

Por último, los afectados de la localidad apuntan que aunque entienden que puede haber vendedores que no están de acuerdo con este nuevo recinto “ellos también deben entender y dejarnos vender a los que queremos hacerlo”. Para el colectivo aguileño la solución es muy sencilla “a quien no le guste que no venga”, manifiesta uno de los mercaderes de la localidad.

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies