Periódico con noticias locales de Águilas, Lorca y Puerto Lumbreras

La lluvia impide la salida de los cofrades

Se suspenden las procesiones del Silencio y la de Viernes Santo

Traslado

Imagen del traslado del Cristo de la Agonía

A pesar de que todo estaba listo para que la madrugada del Jueves Santo las calles de Águilas se inundaran de recogimiento y solemnidad ante el paso sobrecogedor del Cristo de la Agonía, finalmente, no pudo ser.

La lluvia impidió que esta procesión, una de las más esperadas por los aguileños, paseara por las calles, haciendo su parada, como en años anteriores, en la Plaza del Caño de Los Arcos, lugar en que el Cristo debía de encontrarse con una Soledad enlutada y su fiel apóstol San Juan.

Los cofrades del Paso Negro, sabedores del clamor que este Cristo despierta entre los ciudadanos intentaron, hasta el último momento, que la imagen saliera de la capilla del Hospital de San Francisco. Incluso llegaron a barajar la posibilidad de modificar el recorrido, opción que terminaron por descartar cuando la lluvia, marcando el reloj las doce, arreciaba de forma importante.

Descartada ya la posibilidad de ver procesionar al Cristo de la Agonía por las calles, la capilla del Hospital, así como la casa de Hermandad de los “Moraos” se convertía en un hervidero de fieles deseosos de ver, aunque fuese de lejos, esas tallas religiosas y con la esperanza puesta en la mañana del Viernes Santo.

Pese a ello, la meteorología no ha querido dar un respiro y esta mañana amanecía con una tormenta sobre Águilas que ha llevado a suspender, también esta mañana, los desfiles pasionales.

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies