isladelfrailehostel
isladelfrailehostel

Los socialistas lorquinos tachan de “chapuza monumental” las obras en Los Ángeles y Apolonia

El PSOE reclama que durante el periodo de garantía se subsanen las múltiples deficiencias en las obras de Apolonia y Los Ángeles, y piden una auditoría externa de las obras, aunque aseguran que los responsables directos de esta “chapuza monumental” son la administración autonómica, y sobre todo el equipo de gobierno del PP y su Alcalde en Lorca, ante la total falta de control en la gestión de las mismas

El concejal del PSOE, David Romera, ha vuelto a exigir al Partido Popular que se subsanen las «múltiples deficiencias» que presentan las obras de regeneración urbana ejecutadas en las barriadas de Los Ángeles y Apolonia con cargo a los fondos del préstamo concedido por el Banco Europeo de Inversiones para la reconstrucción de Lorca tras los seísmos de 2011.

Romera no ha dudado en calificar dichas obras como una «auténtica chapuza» que van a padecer los cerca de 5.000 vecinos que viven en este distrito lorquino, fruto de la «mala planificación, mala ejecución y de la total falta de control por parte del equipo de Gobierno del PP para que las obras se acometieran en base a lo previsto en el proyecto y atendiendo a las demandas de los vecinos».

«Éste –continúa el concejal -, es un caso clamoroso más, unido al del resto de barrios donde se ha actuado, en el que la participación vecinal ha brillado por su total ausencia, pues los vecinos ni han sido escuchados ni se han tomado en consideración sus sugerencias y reclamaciones».

Estas obras constituían «una oportunidad única e histórica», indica Romera, para que se procediera a la renovación y modernización integral de los barrios de Los Ángeles y Apolonia; oportunidad que «no ha sido aprovechada», e incluso en algunos aspectos «los vecinos han salido perjudicados ante la pérdida de zonas verdes y el abandono de las existentes».

Las obras ejecutadas en Los Ángeles y Apolonia se podrían calificar como unas obras ‘low cost’ o de bajo coste teniendo en cuenta que en el proceso de adjudicación, el proyecto sufrió una baja del 34% pues el presupuesto de licitación era de 5,9 millones de euros y se adjudicó por 3,8 millones.

Las deficiencias que se pueden encontrar en la ejecución de las obras son múltiples: calles mal niveladas, lo que supondrá el desvío de las aguas pluviales hacia los portales de las viviendas, o pavimentación deficiente, al aplicar un asfalto con mucho grano, de poca calidad y sin terminar.

Tampoco se ha resuelto la entrada a muchos garajes, no se han eliminado (o se han creado) escalones en las aceras, y algunas de estas, como en la calle Fuente del Oro, están mal alineadas. Además, calles, como Jerónimo Quijano, Rosenda la Capitana y Ginés de Teruel han quedado inexplicablemente fuera de la ejecución.

Además, según apunta David Romera, no se ha resuelto la entrada al parque de las aguas de arrastre procedentes de la sierra, quedando inundado cada vez que llueve. Las aceras no están bien impermeabilizadas (apenas se ha dado pintura aislante), lo que creará humedades en los edificios; los imbornales que se han instalado apenas cubren la mitad de la anchura de las calles, lo que no evitará los arrastres hacia las zonas bajas; muchos puntos de luz están a baja altura y/o se han colocado sobre las ventanas de los dormitorios de muchas viviendas, por lo que a los vecinos se les dificulta el sueño.

El parque de Los Ángeles no se ha vallado completamente, el cual aparece con un aspecto desolador y descuidado, al igual que el existente detrás del Campus. En el caso del parque infantil, de la calle Transformador se ha quedado en una solana, sin bebedero de agua para los niños, alumbrado insuficiente y no hay zonas de sombra; en muchas calles, la cota del asfalto es mayor que la de las aceras laterales.

Tampoco se ha renovado la señalización vertical como en el resto de barrios; no se ha resuelto bien el acceso a viviendas cuya entrada quedaba en alto; faltan papeleras y pasos de peatones; así como los vecinos se quejan de la baja intensidad del nuevo alumbrado público instalado, especialmente en las avenidas de las Fuerzas Armadas y de Los Ángeles, sobre todo a altas horas, lo que crea inseguridad ciudadana. Tampoco se han instalado las arquetas de la red de saneamiento para cada edificio, colocándose como señal en su lugar un adoquín de otro color, por lo que en caso de problema o atranque, los técnicos de Aguas de Lorca tienen que romper las aceras, «algo que resulta tan surrealista como jocoso». En definitiva, que el aspecto que ofrecen hoy estos barrios es el de «unas obras que ya parecen antiguas, sin rematar, sin terminar».

Romera continúa indicando que «tampoco se han cumplido algunas actuaciones contempladas en el proyecto de regeneración aprobado» como la creación de 12 calles semipeatonales (todas las transversales), la creación de un paseo peatonal entre las calles Juan Ramón Jiménez y Paseo de Los Ángeles, el mirador panorámico junto al parque de Los Ángeles, o el acceso directo a la Casa del Capitán desde el Campus Universitario.

Igualmente tampoco se han creado los corredores verdes con la plantación de arbolado y jardinería en calles con anchura suficiente como en el Paseo de Los Ángeles o en las calles Fuente del Oro, Transformador, Lope de Vega y Avenida de Los Ángeles, donde el frondoso arbolado ha sido eliminado casi en su totalidad. A la erradicación de estas nuevas zonas verdes contempladas, que hubieran incrementado la calidad de vida de los vecinos de estos barrios, se une la supresión de una zona verde en la parte alta junto al Paseo de Los Ángeles, que tenía arbolado, parterres y glorieta, convertida ahora en una plaza enlosada; y el «abandono vergonzante al que este Ayuntamiento tiene sometido las zonas arboladas y ajardinadas ya existentes» como son los parques de Los Ángeles, el que hay detrás del Campus Universitario o el de la calle Juan Ramón Jiménez.

En estos momentos, las obras ya se encuentran finalizadas pero no se ha realizado inauguración oficial de ellas, al tiempo que las dos empresas que ejecutaron las obras, han desmantelado sus oficinas en la barriada.

Por último, Romera ha recordado que su grupo municipal solicitó en el Pleno extraordinario dedicado a Obras, la creación de una Comisión Mixta de Seguimiento (Ayuntamiento-Comunidad Autónoma) para cada proyecto de regeneración, lo cual fue rechazado por la mayoría absoluta del PP, por lo que reclama al equipo de Gobierno municipal que: por un lado, en el periodo de garantía de un año que resta para que las obras sean recepcionadas definitivamente por la Comunidad Autónoma, «sean subsanadas las múltiples deficiencias que presentan las obras de regeneración urbana llevadas a cabo en los barrios de Los Ángeles y Apolonia, contando con la participación directa de los vecinos; y por otro lado, se haga una auditoría externa de las obras, aunque queda claro que existe un responsable directo que es la administración autonómica, y sobre todo la local, ante la total falta de control en la gestión de las mismas y que han derivado en una chapuza monumental».

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies