¡La Resurrección!

En plena Semana Santa, Zapatero hace su propia procesión. Los últimos días podían haber sido “jornadas de resurreción y gloria” ya que se dio el mayor atracón de encuentros con líderes mundiales, incluido el Mesías Obama. Sin embargo, la pandilla de chismosos independientes que le rodean y las continuas filtraciones a la prensa, han hecho que, desde el Domingo de Ramos hasta el martes, cada uno de sus pasos fueran un calvario. Pero el martes de Pasión, Z.P se quitó la corona de espinas, y anunció su cacareada remodelación del Gobierno.

¡¿ Remodelación?! Perdón, es la creación de un equipo nuevo. Porque no ha quedado títere con cabeza. Lo nunca visto: Un solo año de legislatura ha bastado para que el presidente crucifique a la práctica totalidad de los ministros en los que había depositado su confianza, se supone. Pedro Solbes, Magdalena Álvarez, Bernat Soria, Mercedes Cabrera, César Antonio Molina… Uno tras otro y viceversa han caído como fichas de dominó.Y en su lugar, entran caras nuevas y no tan nuevas, como la de Manuel Chaves, Pepiño Blanco y Trinidad Jiménez, Ángel Gabilondo… y la del propio Z.P, que a partir de ahora será presidente y “forofo número uno del deporte”. Mi duda es: ¿si coincide una cumbre del G-20 con un partido de la selección de fútbol, a qué acto acudirá?
Esto no es un mero cambio cosmético de Moncloa, no se trata de que Z.P estuviera hasta la coronilla del abatimiento de Solbes, loco por apuntarse a los viajes del inserso.

No, esto no es un Gobierno completamente nuevo… Este cambio constata que Z.P se equivocó hace un año y que metió la pata hasta el fondo y diseñó un gobierno nefasto que apenas ha hecho nada en los últimos 12 meses… y que se han pulido las esperanzas de los más de 11 millones que les dieron la mayoría absoluta al PSOE en menos que canta un pollo.

Y siendo así las cosas, ¿no hubiera sido mejor una limpieza total y despedir en el mismo lote a Beatriz Corredor de vivienda, o a la “miembra” Bibiana Aido, o al “bombillas” Miguel Sebastián?. Y otra conclusión que es evidente: Si en el 2008 Z.P demostró que es capaz de nombrar ministros por afinidades personales, por sus célebres ocurrencias, por golpes de efecto sin poso ni reposo suficiente… ¿no piensa el Presidente que ahora los ciudadanos pensarán que actúa con la misma frivolidad?.

Comprenderá Z.P que, con la que está callendo,y despues de un año de legislatura… no les daremos los 100 días de gracia. Y esperemos que esta vez Z.P haya acertado, porque si no, en su próxima remodelación va a tener que fichar a Batman, Superman, El Hombre Araña, La Mujer Barbuda y al Tio Gilito y Doña Urraca para que nos saquen de esto.

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies