Periódico con noticias locales de Águilas, Lorca y Puerto Lumbreras

Las comuniones suponen un gasto de 3.000 euros

El banquete supone el gasto más importante de la celebración de las comuniones

Comprar el traje de comunión

La compra del traje es el primer paso de las comuniones.

La transformación que desde hace unos años se viene experimentando en la manera de celebrar las comuniones queda reflejada cada año en los bolsillos de las familias con un miembros en edad de recibir este sacramento.

Así, para una familia aguileña celebrar una comunión supone un gasto que supera los 3.000 euros de media, y que arranca con la búsqueda del traje o vestido.

En el caso de los niños el gasto por el traje es ligeramente inferior que el de las niñas

En este apartado de gasto “los niños salen más baratos, aproximadamente sobre 180 euros, frente a los 300 que se suelen gastar en los trajes de niñas, aunque siempre hay quien supera esta cifra”, apuntan desde Modas Lolipe.

A esta cantidad hay que añadir los complementos: adornos del pelo, guantes, limosnera, zapatos… que suman a los gastos 130 euros más.

Otro de los productos comunes de las comuniones son los reportajes fotográficos cuyo precio “oscila entre los 100 y los 300 euros”, señalan desde Reporter Foto. Además, es muy común que la familia regale a los invitados una fotografía a modo de recuerdo que suele ir en un portafotos lo que supone 100 euros más a la lista.

Además de todos los artículos anteriores de un tiempo a esta parte es normal que tras la ceremonia se celebre un banquete con todos los invitados, comida que supone el mayor gasto de la comunión.

En Águilas la media de invitados a estos eventos “suele ser de 60 personas con un precio medio por comensal de 35 euros”, señalan desde el camping de Los Geraneos, lo que supone una cifra total que asciende a los 2.100 euros, a los que se deben sumar 200 si se contrata animación para los más pequeños.

A todo esto hay que añadir los gastos para los familiares en su propio vestuario, complementos, peluquería…, que incrementan aún más el coste de la Primera Comunión.

Celebraciones más multitudinarias

El modo de celebrar las comuniones de hace unos años a esta parte ha sufrido una importantísima transformación.

Lo que antes era una celebración intima y familiar tiene hoy un carácter multitudinario y de festejo que se asemeja casi a una boda. El principal cambio es el que respecta al número de invitados, hasta hace unos años este evento solía reunir a un máximo de 20 personas, todas de la familia, actualmente las comuniones congregan a una media de 60 personas llegando incluso, en ocasiones, a los 100 comensales.

En cuanto a los lugares de celebración aquellos, aunque son muy pocos, que optan por mantener el carácter familiar de esta celebración se deciden por los salones de los hoteles como Cala Real o Don Juan, o por restaurantes de nivel superior. Mientras que aquellas celebraciones que superan los 100 invitados suelen optar por los grandes salones de la vecina localidad de Lorca.

Otro de los aspectos que ha cambiado es el momento de elegir el vestido. Aunque los modelos clásicos continúan teniendo mucha aceptación, “este año los modelos con fantasía han sido los primeros que se han vendido”, apuntan desde Modas Lolipe, y es que cada vez son más las niñas que buscan trajes con bordados, escotados y colores que abandonan el clásico blanco.

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies