isladelfrailehostel

El 70% de aguileños y lorquinos piensa que el coste de la vida se ha reducido

Según una encuesta realizada por la empresa Doxa Comunicación, al menos un 70% de aguileños y lorquinos piensa que el coste de la vida se ha reducido de manera considerable, hablando en la mayoría de los casos de cifras que oscilan entre el 25% y el 30%, en lo que se refiere a productos de primera necesidad y hasta en un 50% en otros artículos, como prendas de vestir, calzado, etc.

El 60% de las amas de casa encuestadas coincide en afirmar que esta bajada en la cesta de la compra se deja notar sobre todo en productos como la leche y sus derivados (yogurt o quesos), el aceite y la carne. El 10% restante, aunque está de acuerdo en esta caída de precios, sin embargo opina que solamente se aprecia en los productos denominados de marca blanca, es decir, aquellos comercializados bajo licencia de las grandes cadenas alimentarias, como Mercadona, Eroski, etc. Además, se quejan precisamente de que en las citadas firmas “cada vez se pueden encontrar menos artículos con etiquetas tradicionales, añadiendo que “las que aún están presentes mantienen el mismo coste” .

cajeraNo hay discrepancias respecto al sector textil, ya que los carteles ofreciendo descuentos de hasta un 50% se hacen visibles e incluso ostensibles tanto en los grandes almacenes como en boutiques y firmas particulares. Las ofertas llegan a ser casi “de saldo” en aquellas prendas que se encuentran fuera de temporada, por lo que algunas de las personas preguntadas llegan a afirmar que actualmente “cuesta menos vestirse que comer”. La bajada de precios también afecta a otros servicios básicos, entre los que se encuentran el gas y el butano, circunstancia que los consumidores participantes en el sondeo también califican de “reconfortante”.

Y es que el fenómeno “rebaja” no responde a otra cosa que al descenso del poder adquisitivo de la mayoría de usuarios, recordando en un porcentaje alto “la mala situación económica”, cuando no hablan (aproximadamente un 30%) de que el desempleo ha llegado a sus hogares, al menos en uno o dos de los miembros familiares que “hasta hace unos meses mantenían su puesto de trabajo”. Pero lo más alarmante es que, a pesar de este descenso en el coste de la vida, el sondeo ha revelado que un 35% asegura que “aún así cuesta mucho llegar a fin de mes, y nos vemos obligados a apretar el cinturón más de la cuenta”, dicen. Y de seguir así las cosas, “no sabemos dónde iremos a parar”, agregan. Por otra parte, hay que tener en cuenta a aquellas personas cuya opinión es contraria, pensando que estas bajadas solamente afectan a algunos productos, mientras que otros no sólo se mantienen sino que siguen aumentando, “como cada año”.

El precio de la vivienda en la comarca cae hasta un 35%
El precio de la vivienda en la comarca sigue en caída libre, y desde marzo de 2008 se puede constatar un descenso que llegaría a alcanzar hasta el 35%, en lo que refiere a segunda mano. Peor es el caso de los inmuebles de obra nueva, ya que la mayoría de promotores, según las encuestas realizadas, están vendiendo incluso a precio de hipoteca.

Los ejemplos se repiten tanto en Águilas como en Lorca, ya que las inmobiliarias consultadas en ambos municipios revelan que, aunque aparentemente los descensos en los precios de salida vayan experimentando bajadas paulatinas, “a la hora de la verdad las rebajas pueden llegar a ser escandalosas en algunos de los casos”, declaran los gerentes.

Es el caso relatado por Ángeles Iniesta, una lorquina que afirma poder haber vendido su vivienda por 300.000 hace un año, rechazando una oferta de 280.000. Actualmente, debido a la crisis inmobiliaria, se ha visto obligada a desprenderse de la casa por 170.000, tras “quedarse mi hijo en el paro y necesitar liquidez”. El inmueble propiedad de Ángeles Iniesta se encuentra situado en una calle céntrica de Lorca.

Situaciones semejantes son observables sin salir de la Ciudad del Sol, y el panorama empeora conforme la vista se acerca a la costa. Así, en Águilas son más las viviendas destinadas a segunda residencia, y, por tanto, la oferta experimenta un mayor desequilibrio frente a la demanda.

Es aquí donde mayormente prolifera el fenómeno antes apuntado de aquellas promotoras dispuestas a ofrecer sus construcciones a precio de hipoteca para “darles salida”, y los carteles de “se vende”, tanto expuestos en inmobiliarias, como en comercios y otros lugares públicos se renuevan casi semana a semana, incrementando la bajada del precio. Valga el ejemplo de apartamentos en la zona de Los Collados cuyo precio de salida no supera los 60.000 euros. Y los chales “con vistas” incluso salen a la mitad que hace un año.

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies