Aislamientos Lorca

Limusa renueva su flota industrial con el ahorro logrado en los últimos cuatro años

Haciendo gala de lo anunciado por el alcalde de Lorca, Francisco Jódar, al comienzo de su primera legislatura, Limusa culmina la renovación de su flota de vehículos industriales con la incorporación de un nuevo camión recolector destinado a recoger la basura en los barrios altos de la ciudad.

En términos económicos, la modernización de la flota en los últimos cinco años ha significado la inversión de aproximadamente 2 millones de euros. El aumento en este capítulo ha coincidido con un descenso de la aportación municipal en los presupuestos anuales de la empresa, por lo que la carga fiscal en las arcas públicas del Ayuntamiento de Lorca ha ido disminuyendo al mismo ritmo que aumentaba la inversión.
Todo ello, producto de una contracción del gasto y la adopción de una política de ahorro obligada indirectamente por la crisis financiera pero al mismo tiempo consecuencia directa de un ajuste del coste de la actividad a las condiciones reales del mercado sin merma alguna en las prestaciones de servicio. Más aún, si cabe, un aumento y mejora de los mismos.
Sucesivamente, la mercantil pública ha dado como resultado de los cierres contables anuales un beneficio cifrado en 440.000 euros en 2008, 166.000 euros en 2009, 418.000 euros en 2010 y 700.000 euros en 2011, coincidiendo precisamente este año con el presupuesto más bajo de los últimos cinco, que ya se había reducido a la altura del aprobado para el ejercicio económico de 2007.
Desde mediados de 2007, la empresa municipal ha adquirido un total de 18 vehículos destinados a las tareas de limpieza viaria y recogida de residuos sólidos urbanos tanto del contenedor genérico como de sus fracciones selectivas. Además, ha puesto en marcha dos servicios nuevos que requieren igualmente de la implicación de algún vehículo, como la limpieza de grafitos y la recogida de excrementos caninos.

Desde el más pequeño al más grande
A nivel medioambiental, todos los vehículos de nueva incorporación cumplen con la normativa de emisiones contaminantes Euro 5, aplicable desde el 1 de enero de 2011, con lo que se asegura una reducción del 80% de las emisiones de partículas respecto de la norma Euro 4 y del 20% de las emisiones de óxidos de nitrógeno.
La última adquisición ha sido un camión recolector preparado para prensar hasta 9 metros cúbicos de residuos, la capacidad máxima de su caja, y apto para maniobrar en zonas de acceso limitado por sus reducidas dimensiones. De hecho, con 12 toneladas de peso es el más pequeño de la flota y su destino es la recogida de basura en las angostas calles de Calvario Viejo y resto del barrio de San Cristóbal, así como de San Lázaro, San Pedro, San Juan y Santa María. Anualmente el camión cumple con unas 3.000 horas de trabajo y 25.000 kilómetros.
Este mismo año ya se había incorporado a la flota industrial otro camión para prestar sus servicios a diario en las zonas centro de Lorca (Casas Baratas, La Alberca) y barrio San Cristóbal.
Con ambas incorporaciones, los vehículos al servicio de recogida de contenedores de basura doméstica cuentan con una antigüedad inferior a los tres años; y una media de edad inferior a los seis años, incluyendo los vehículos industriales que realizan tareas mecanizadas de limpieza de calles y aceras. Únicamente se mantienen en las cocheras tres vehículos destinados a necesidades puntuales, a modo de refuerzo en el servicio o en reserva.
Durante este primer cuatrimestre de 2012 Limusa ha presentado también dos fregadoras con las que dar respuesta a las necesidades de las zonas peatonales del casco urbano en respuesta a las reivindicaciones de la ciudadanía en general y del colectivo comerciante en especial; fundamentalmente del entorno peatonal en Plaza del Negrito, San Vicente o Virgen de la Amargura, del área comercial de San Cristóbal, y de las calles aledañas a la zona de ocio nocturno, como Corredera, Pío XII y Almirante Aguilar, entre otras.
Sus características le confieren una gran eficacia en la eliminación de residuos que se encuentran en las baldosas de calles y plazas, en su mayoría conformadas por materiales como granito y mármol.
Ambas unidades están equipadas con el sistema ecológico ES de recirculación de agua, gracias al cual se consigue hasta un 95% en ahorro del consumo de agua y detergente. Y, en concreto la 7300C está propulsada por motor eléctrico, lo que la hace medioambientalmente sostenible gracias a su nula emisión de ruido y menor consumo energético.
La inversión más importante, por cuantía económica se produjo a finales de 2010 con la adquisición de cuatro camiones recolectores destinados a cubrir los servicios de recogida de contenedores de basura doméstica correspondientes a las rutas de casco urbano y pedanías, tanto de noche como en horario diurno.
El coste global de aquella adquisición superó el millón de euros, que está siendo sufragado mediante una operación de renting financiero. A pesar de tener que hacer frente a dicha inversión, el presupuesto 2011 fue un 8,61% menor en el capítulo de material que el de 2010 y un 1,05% más bajo en la partida de finanzas.

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies