Periódico con noticias locales de Águilas, Lorca y Puerto Lumbreras

El PSOE considera que el nuevo sistema de transporte urbano del PP para Lorca es continuista, poco atractivo y nada ambicioso

020517diego&david
Reprochan al PP que por no querer atender las propuestas de mejora como las que planteó el PSOE en su momento, el resultado haya sido un proyecto de servicio de transporte “muy poco atractivo” pues tan sólo han sido dos las empresas que finalmente han optado a la adjudicación de la nueva concesión
Diego José Mateos ha lamentado el “año perdido” debido a la “incompetencia” del equipo de gobierno del PP, quienes por un error administrativo provocaron “un año más de problemas y de esperas” para trabajadores y usuarios del transporte público en Lorca. Por ello, insiste en que tal y como han venido haciendo, los socialistas permanecerán “vigilantes y muy atentos” para que Lorca no vuelva a perder la oportunidad de tener un transporte mejorado, conforme con las necesidades que plantean los ciudadanos y muy diferente al “servicio tercermundista” que tantos problemas ha causado a los lorquinos.

No obstante, Mateos ha reprochado al equipo de gobierno del PP que no haya aprovechado este “año perdido” para dar participación a colectivos y grupos políticos y atender propuestas de mejora como las que planteó el PSOE en su momento. De hecho, asegura que por esta mala planificación, el resultado haya sido un proyecto de servicio de transporte “muy poco atractivo”, pues tan sólo han sido dos las empresas que finalmente han optado a la adjudicación de la nueva concesión.

Tras analizar minuciosamente el pliego de condiciones, David Romera ha afirmado que las pretensiones del nuevo servicio son “muy decepcionantes” porque el modelo de transporte urbano que el PP quiere para Lorca “no aporta nada nuevo, es continuista, incoherente en algunos aspectos y nada competitivo y atractivo”. En este sentido, el Edil lamenta que “no se ha tenido en cuenta ninguna de las propuestas realizadas en su día por el PSOE para mejorar el servicio de transporte urbano en Lorca”.

Romera dijo que el pliego técnico plantea un modelo “anacrónico y con muchos flecos sueltos que se deben a una mala planificación en cuanto al trazado de líneas, material rodante y frecuencias”, por lo que “difícilmente será un servicio eficiente y atractivo para los lorquinos y la situación del transporte urbano volverá a ser la del estancamiento actual”.

El concejal socialista ha enumerado algunas características del nuevo servicio. Se plantean 11 líneas, las cuales van a ser cubiertas por sólo cinco vehículos, tres autobuses medianos de 10,5 metros y dos microbuses. “Si ahora prestan servicio cuatro vehículos para 3 líneas, ¿cómo se van a atender 11 líneas con cinco? Esto va a suponer un nivel de frecuencias muy bajo, tiempos de espera excesivamente largos y una sobrecarga en la explotación de los vehículos que se va a traducir en averías y roturas”. Lamenta que la principal línea de la ciudad, la más utilizada (Apolonia-Hospital General Rafael Méndez) “va a seguir manteniendo una frecuencia de 30 minutos cuando lo ideal para hacerla competitiva sería frecuencias cada 15 minutos, especialmente en hora-punta”.

Además, se indica que los buses nuevos “podrán tener una antigüedad de hasta 6 años y 12 años los de reserva”, por lo que en poco tiempo, asegura “quedarán obsoletos”. David Romera también criticó que se planteen tarifas especiales para los trabajadores del polígono de Saprelorca “y no para los que trabajan en el polígono de Serrata aprovechando que una nueva línea discurrirá por la zona”.

Tampoco “ve lógico” que las apenas dos pantallas informativas sobre los tiempos de llegada de los autobuses se coloquen en las paradas de inicio de las principales líneas (CC. Parque Almenara y Hospital Rafael Méndez), donde las horas de salida son exactas, sino que tales pantallas informativas deberían estar, y en mayor número, en las paradas del interior de la ciudad.

Respecto al trazado de las líneas, lamenta que “la calle Pérez Casas y Nogalte no se incorporen a la línea principal”, que hay numerosos itinerarios de ida y vuelta que se solapan al discurrir por las mismas calles y no por zonas alternativas, y que todas las líneas que se dirigen a las diputaciones cercanas, terminan en el Óvalo de Santa Paula lo que va a generar, asegura “continuos trasbordos a los usuarios para, una vez estar allí, dirigirse a otros lugares de la ciudad, sin tener conexión directa con el centro comercial y administrativo”.

Por otro lado, el PP “olvida la conexión de los barrios alejados como Los Ángeles o La Viña con la nueva zona de equipamientos de Sutullena, donde están las Urgencias de Atención Primaria, la Comisaría de Policía o el Hospital de Salud Mental” y ninguna línea pasa junto a las estaciones de tren y autobuses, por lo que no se produce intermodalidad. Además, “no se contempla una línea urbana hasta el importante núcleo urbano de La Hoya que cuenta con más de 3.600 vecinos, y los Barrios Altos se quedan nuevamente descolgados de este servicio esencial para una correcta vertebración del territorio”.

Para Romera “las pretensiones del nuevo servicio generan muchas dudas y la escasez de medios materiales con los que atender el sistema de líneas previsto provocará que los principales defectos que tiene el transporte urbano actual (incumplimiento de horarios, bajas frecuencias, falta de información, niveles de ocupación bajos) se vuelvan a producir a la larga, desaprovechándose una nueva oportunidad para construir una ciudad más habitable; en consecuencia, creemos que Lorca merece un modelo de transporte urbano mejor, con instalaciones modernas y marquesinas en todas las paradas, tanto del centro como de la periferia”.

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies