isladelfrailehostel

Domingo, fiesta rociera junto al Sin Pecao

Un año más, la segunda jornada de la Romería Rociera, celebrada el domingo, volvió a convertirse en un evento multitudinario y centro de la atención local.Se trata, sin duda, de un evento que gana adeptos cada año, y no solo entre los aguileños sino también entre las gentes y los colectivos rocieros provenientes de otros puntos de la geografía nacional.

Este año, la jornada dio comienzo a las siete y media de la mañana cuando el cohetero realizó la llamada a misa entre todos los asistentes, a través de un acto conocido como “La Levantá”.
Media hora después, aproximadamente a las ocho, un gran número de romeros, muchos de los cuales habían pasado la noche anterior en vela en el Molino del Saltaor, se dieron cita en torno a la Carreta del “Sin Pecao” para ser testigos de la Misa de Campaña oficiada por el párroco y capellán de la Hermandad, José Ruiz.
A partir de ese momento daba comienzo toda una jornada de fiesta, baile y colorido, interrumpida, únicamente, a las doce del mediodía, cuando, de nuevo en torno a la Carreta, se reunían los romeros para llevar a cabo el rezo del Ángelus y la serenata al “Sin Pecao”.
Fue durante la serenata cuando el ambiente se tornó en auténtico Rocío, gracias a los sonidos de los tamborileros, las flautas y las voces de los romeros entonando canciones entre salves y vítores a la Virgen del Rocío, gran protagonista de esta Romería.
Poco a poco, el Molino del Saltaor se fue llenando de numerosos asistentes que acudían a pasar allí un día de convivencia.
Así, bien entrada la mañana, comenzaba otro de los tradicionales momentos de la Romería, el de la preparación de las viandas con las que cargar energías para el camino de regreso, destacando las paellas con las que los asistentes inscritos en el concurso de paellas compitieron por hacerse con uno de los tres premios que se otorgaban. Concurso que este año, en el que se celebraba su XVII edición tuvo como ganadora a la paella de “Rancho Munuera”.
Después de la comida, y sin apenas tiempo para el sesteo, los organizadores de la Romería anunciaban el inicio del concurso de sevillanas. A partir de este momento la fiesta se trasladaba a la puerta del Molino del Saltaor, lugar donde un gran número de parejas demostraban su arte y su gracia bailando sevillanas, ante un público que no paró de aplaudir.
Tras la entrega de premios de los diferentes concursos organizados, de nuevo el cohetero, alrededor de las seis de la tarde, era el encargado de marcar el fin de la jornada. En ese momento, todos los romeros comenzaban su camino de regreso.
Por último, cabe destacar que, en el “Molino del Saltaor” quedó la imagen de la Virgen del Rocío, en su nueva ubicación, una cueva donde se podrá visitar por los romeros en cualquier momento del año.

Los premios de la XXII Romería Rociera

Entre las cosas esenciales que no pueden faltar en una Romería se encuentro, como no, el baile. Símbolo de la alegría con la que los romeros celebran los descansos en el “camino” y la llegada a su destino.
Así, como no podía ser de otra manera, el paraje del Molino del Saltaor se llenó durante las dos jornadas de Romería de baile y palmas, alcanzando su máximo esplendor el domingo, pasadas las 16:00 horas, daba comienzo el tradicional concurso de sevillanas, donde el jurado, compuesto por miembros del Ballet Nuevo Ritmo, tuvo un difícil trabajo.
Tras una magnífica exhibición, que se ganó el aplauso de todos los asistentes, llegó el momento de hacer entrega de los trofeos. En esta ocasión, el primer premio fue para la pareja formada por Cristina e Isa, el segundo para Ana Belén y Ángela y el tercero para Lourdes y Rocío.Además del concurso de sevillanas, el de paellas y el trofeo al mejor traje rociero, durante la jornada del domingo se celebró el concurso de carriolas y enganches de caballos.
En esta ocasión, el concurso, que alcanzaba su sexta edición, dio como ganadora a la carriola de Los Peraltas, mientras que la de Los Pitoños y Marymen quedaron segunda y tercera respectivamente.
En la modalidad de enganches, Paco “El Dory” se hizo con el trofeo, mientras que el caballo mejor enjaezado fue para Gema.

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies