Periódico con noticias locales de Águilas, Lorca y Puerto Lumbreras

EL SINDROME VISUAL INFORMÁTICO Y CÓMO EVITARLO

evitar-sindrome-visual-informatico

COLABORACIÓN DE CASOL VISIÓN EN ÁGUILAS

Nuestra vida diaria se ha llenado de pantallas y esto puede afectar a nuestros ojos. El síndrome visual informático (SVI) es una afección temporal de los ojos provocada por enfocar los ojos en una pantalla durante un periodo de tiempo prolongado.

Los síntomas
Los síntomas más habituales son:
Visión borrosa, fatiga ocular, ojo seco e irritado, visión doble, dolores de cabeza y de cuello y cansancio.Además las condiciones ambientales también influyen: iluminación intensa y brillante, deslumbramientos, ambientes cerrados , calefacción o aire acondicionado muy intenso, etc.

¿Qué podemos hacer para evitarlo?
Revisión ocular. En ocasiones, pequeñas graduaciones no compensadas, tales como astigmatismos e hipermetropías o pequeñas desviaciones de los ejes visuales, pueden generar los síntomas mencionados. Acude a tu optometrista para realizar tus revisiones.

Descansos intermitentes. Recuerda que el sistema visual también necesita recuperación tras un esfuerzo intenso. Una buena pauta sería tras fijar la vista en la pantalla durante una hora, descansar 15 minutos. Esto es apartar la vista del ordenador y mirar a una distancia lejana. Para que no se te olvide te puedes poner un aviso en el móvil.
Atención a la iluminación. Vigila que la iluminación alrededor de la pantalla, no produzca reflejos molestos en la misma, principalmente las luces del techo y la luz de las ventanas. Si no puedes cambiar la orientación de la pantalla existen tratamientos que aplicados a las lentes correctoras mejoran el contraste pues bloquean la luz azul perjudicial. Consulta con tu optometrista.

Ergonomía. Está comprobado que una postura adecuada también ayuda a evitar los síntomas de SVI y sobre todo no te olvides que el monitor debe estar por debajo de la altura de tus ojos. Tu espalda y tu cuello también te lo agradecerán.
Parpadear conscientemente. Parpadear es una acción que solemos hacer de forma automática, sin embargo cuando estamos delante de una pantalla no siempre lo hacemos con la frecuencia necesaria. Por eso es necesario hacerlo conscientemente. Aprovecha los descansos para hacerlo. También puedes mejorar utilizando lágrimas artificiales y humidificadores que ayuden a mejorar la humedad de tus ojos. Lo último son las gotas humectantes con ácido hialurónico.
Si persisten los problemas lo mejor es acudir a tu optometrista para que te realice una revisión exhaustiva , valore el problema y te aconseje lo mejor en cada caso.

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies