Aislamientos Lorca

FELIPE LÓPEZ LÓPEZ, PANTERA ROJA

Recientemente, el Pleno municipal decidió poner el nombre de Felipe López López a una calle o plaza de Águilas, un reconocimiento por su labor scout, tanto en Águilas y nuestra región de Murcia, como a nivel nacional

Por Isabel López
Recientemente, el Pleno municipal decidió poner el nombre de Felipe López López a una calle o plaza de Águilas. Imaginar la ilusión que le habría hecho nos produce una inmensa alegría y también una añoranza profunda que nos empaña los ojos… porque lo echamos mucho de menos. Antes de aprovechar este espacio que la Actualidad tan amablemente nos ha ofrecido para hablar de mi abuelo, quiero agradecer a toda la corporación el haber votado favorablemente a esta propuesta. La moción fue elevada por el concejal Desiderio Navarro, quien actuó en la redacción de la misma, no solo como un edil que consideraba de recibo esta distinción, sino como scout y como amigo. De corazón, ¡gracias Desi!
Felipe López López fue un hombre que dedicó su vida a perseguir el gran sueño de vivir conforme a unos patrones marcados por otros grandes exploradores de sueños; y en esa maravillosa aventura octogenaria, fue marcando el carácter y los principios de cientos de niños y niñas aguileños que siempre lo recordarán como el Viejo Lobo. Con tan solo 10 años ingresó en la Tropa de Exploradores de Águilas, el 2 de febrero de 1936, siendo scout hasta el día de su muerte; o como dicen los exploradores, hasta su partida al campamento eterno. El escultismo representó el pilar fundamental de su existencia. Vivió conforme a los principios que le inculcaron desde niño, inmerso en recopilaciones y sueños escultistas, enseñando al resto del mundo a sacar del camino recorrido su mejor lección.

La Guerra Civil no los frenó
A pesar de todas las dificultades inherentes a la Guerra Civil y la postguerra, los exploradores aguileños siguieron “siempre listos” para servir. Junto con otros scouts de Águilas, Felipe lópez continuó reuniéndose clandestinamente para mantener vivas la historia y tradiciones scouts, coordinándose con otros grupos. Esta actividad secreta fue esencial para el renacimiento del Escultismo en España y, por ende, en Águilas en los estertores de la dictadura franquista.
Como bien recoge el texto de la moción, “desde la vuelta a la legalidad del Escultismo en España, Felipe se involucró en la vida del Grupo Scout “Severo Montalvo”, del que acabó siendo Coordinador en el año 1989, coincidiendo con el 75 aniversario del Escultimo en Águilas, así como formador en la Escuela de Tiempo Libre “Insignia de Madera” de la Región de Murcia, impartiendo numerosas sesiones de historia y técnicas de montaña y campamento en toda la Región.
Además de un gran explorador, que guardó con humildad todos esos reconocimientos en su interior, este Viejo Lobo fue un abuelo que nos llenó la cabeza con fuegos de campamento, excursiones por la sierra y enseñanzas muy poco corrientes. Siempre me dieron pena esos niños que tenían abuelos al uso, de esos que contaban cuentos y regalaban caramelos, proveedores de futuras caries y pocos recuerdos. Mi abuelo nos enseñó a engañar a la sed con chinarros de la playa, a oxigenar el fuego para que ardiera y a sobrevivir en un mundo que estábamos empezando a conocer y del que él venía de vuelta. Lo recuerdo perfectamente arreglado, miles de veces uniformado como scout, cocinando para todos, desvelando historias del pasado y creando pequeñas obras de arte con naturalidad y sencillez.
La moción sobre otorgar su nombre a una calle, que es el tema que nos ocupa, también recoge que “los principios que adquirió en el Escultismo le llevaron a innovar y a ser un perfeccionista, tanto en su vida privada como en su vida profesional, en la que regentó una tienda de ultramarinos, encargándose además de los traslados de los alimentos desde Murcia para cumplir con las normas de racionamiento impuestas tras la Guerra Civil, haciendo todo lo posible para aumentar, como fuese, los cupos a trasladar a nuestra localidad, con el fin de aliviar las penurias de sus paisanos. Es notorio que, en los repartos del racionamiento, acostumbraba a dar raciones suplementarias a las familias más necesitadas, dentro de una red de ayuda a estas familias, por parte de tenderos, panaderos y otros, mientras que otros aprovechaban estas circunstancias para su enriquecimiento personal.
Dentro de su afán por mejorar el comercio de Águilas, fue uno de los socios fundadores de SEDASA, una protocooperativa de comerciantes que se asociaron para conseguir mejores precios en la compra al por mayor de alimentos, así como un servicio más regular de estos bienes de consumo.
Es sintomático de su personalidad el hecho de que, cuando cerró sus negocios, perdonó las deudas que con él tenían numerosas familias necesitadas de Águilas”.ç

S

U LABOR SCOUT EN ÁGUILAS, MURCIA Y ESPAÑA QUEDA REFLEJADA EN LAS SIGUIENTES DISTINCIONES QUE RECIBIÓ:

Medalla a la Constancia y medalla al Mérito Scout, ambas en plata, concedidas por Scouts de España, el 2 de marzo de 1986.
Placa de reconocimiento a los 50 años de servicios prestados a la juventud, como Scout, concedida por Scouts de España en 1986.
Placa del excelentísimo Ayuntamiento de Águilas en reconocimiento a su colaboración en la recuperación del Placetón como espacio de uso público, así como en la erección de un obelisco en honor a todos los scouts de Águilas.
Club al Valor y la Abnegación, concedida al Grupo Scout “Severo Montalvo”, del que era coordinador entonces, por los servicios comunitarios prestados a la ciudadanía de Águilas durante las terribles inundaciones sufridas en nuestra localidad el 15 de octubre de 1989.
Diploma y premio nacional “Concha Alandi”, concedido el 6 de julio de 1996.
Placa e insignia de ASDE-Exploradores de Murcia, por su gran labor con la población infantil y juvenil, otorgada el 7 de noviembre de 1998.
Torreón de Bronce de ASDE-Exploradores de Murcia, máximo reconocimiento de esta Federación Scout, el 6 de julio de 1999.
Diploma del Excelentísimo Ayuntamiento de Águilas, por su ayuda en la creación del Museo Arqueológico Municipal, otorgado el 20 de noviembre 2001.
Miembro de la Orden de la Buena Acción Scout, otorgada por el Grupo Scout “Cristo Rey” de San Francisco, en la provincia de Córdoba (Argentina), el 23 de junio de 2006”.
Placa homenaje a su legado scout por parte de la Tropa Lobo Rojo del Grupo Severo Montalvo de Águilas, en enero de 2013.
Insignia de la Flor de Lis de Oro, otorgada por el Grupo Scout Ciudad del Sol (Lorca) en 2014.
Reconocimiento como Tótem de los Scouters del Grupo Severo Montalvo, el 7 de febrero de 2015”.

“Siempre listos para servir”
Sin duda tomó como bandera vital el lema scout “Siempre listos para servir” y además lo hizo siempre con excelencia, con generosidad y buen ánimo. Ese afán de servicio pervive en sus hijos y nietos. En estos días de confinamiento, he podido verlo en mi tío Kiko, al frente de los voluntarios de Protección Civil, ayudando altruistamente al pueblo de Águilas. Lo veo en el carácter de mi padre, en mi tía, en mis primos… Y lo veo en mí. Nos parecemos tanto. Durante los últimos veinte años fuimos forjando una relación que trascendía el nexo abuelo-nieta; nos hicimos amigos. Cada día, a las 10 de la mañana, me visitaba allá donde estuviera, para charlar un rato, compartir sus escritos, o simplemente vernos. Aún hoy, muchas veces siento que a esa hora tengo alguna reunión que he olvidado apuntar en la agenda; pero luego me doy cuenta de que lo estoy esperando a él. Teníamos muchas cosas en común que hicieron que se entrelazaran nuestras vidas: el perfeccionismo, la creatividad, la misma fe… incluso físicamente sus genes predominan en mí. Él podía verse en mí y yo podía verme en él. Por eso cuando se fue no lo hizo del todo; nos dejó una huella imborrable en nuestras vidas, un recuerdo perpetuo de todo lo que defendía con pasión y un ejemplo de perseverancia, entrega desinteresada y generosidad. Lo recordaremos por su labor al frente del Grupo Scout Severo Montalvo, por sus libros y numerosísimos artículos de investigación, por su carácter servicial y amable, y ahora también, las generaciones venideras podrán recordarlo al llevar su nombre una calle o plaza de nuestra localidad, su Águilas a quien tanto quería. En nombre de toda la familia, gracias por este reco

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies