Aislamientos Lorca

«Un estado lorquino en la Edad Media»

Nos ubicamos hace 1.000 años, en pleno siglos X-XI,. El territorio de Lorca vive un período de paz y prosperidad a lo largo de todo el siglo X y comienzos del siglo XI, permitiendo un florecimiento cultural que debió estar en consonancia con el desarrollo urbanístico y político-administrativo de la ciudad medieval de Lorca, que en estos años por otra parte ya había adquirido el perfil urbanístico de una importante “madina” islámica. Una amplia alcazaba en la meseta que coronaba la ciudad, la madina en las laderas que bajan al río, y al pie de esta se desarrollarían los arrabales, barrios artesanales y cementerios, que separaban la población de la fértil e inmensa y rica huerta regada por el Río Guadalentín.

En el año 1038 se extinguía el esplendor del emirato independiente de Almería, pues la antigua cora de Tudmir fue conquistada por Abd al-Aziz, rey musulmán de Valencia, y con ella, las tierras lorquinas. Las consecuencias para la Lorca medieval serían algo nunca visto en nuestra historia local.
El año 1042 significa para Lorca la apertura de una época de gran esplendor. Su gobernador, Ma´n Ibn Sumadih proclamó su independencia del emir valenciano, y fue capaz de crear un estado lorquino que se extendía hasta las actuales provincias de Baza y Jaén.
Pocos años después, en 1050, en Lorca había una importante familia adinerada y de alto nivel social y político, su nombre según las fuentes Los Banu Lubbun, estos controlaron la política de este extenso territorio, fundan una taifa independiente que duró unos veinte años y a través de esta impulsan diferentes iniciativas dirigidas a la prosperidad y bienestar de los lorquinos. Son significativas las actividades culturales que se desarrollaron, donde cobró especial protagonismo, como bien nos señalan los documentos de la época, el poeta e intelectual lorquino Aben Alhag.
Los productos comerciales con mayor fama exportados desde Lorca al comercio internacional eran tejidos y perfumes, que eran habituales en puestos y tiendas, en el zoco o comercio principal de la Ciudad medieval – musulmana de Lorca.

También es muy relevante citar la producción desde esta época ya en Lorca de la Cerámica artesanal, técnicas y elaborado de entonces que perviven entre los artesanos lorquinos en la actualidad.
La ubicación de los hornos cerámicos en Lorca, durante los siglos IX y X se ha documentado por las excavaciones de la calle Rojo, llevadas a cabo hace unos años. Entre el material más sobresaliente del horno exhumado, están los jarros y jarritas pintadas en rojo con motivos epigráficos, vegetales y geométricos.

Fotos Comunidad HISTORIA DE LA CIUDAD DE LORCA

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies