isladelfrailehostel

SI LA NUTRICIÓN FALLA SIEMPRE NOS QUEDARÁ EL BISTURÍ”

Esta es la expresión que casi el 80% de la sociedad obesa piensan cuando se someten a una plan de adelgazamiento, sin aún haberlo empezado si quiera.
Aunque no existen datos oficiales, aproximadamente 20.000 pacientes con obesidad están en lista de espera de tres años para someterse a una cirugía bariátrica, según ha informado el presidente de la SECO.
La obesidad no es una cuestión estética, es una enfermedad. Actualmente el 23% de la población adulta sufre obesidad y un 38% sobrepeso, tres de cada 10 murcianos tienen obesidad.
Dietas-para-bajar-de-pesoEste problema se resuelve con la cirugía bariátrica, como última solución después de habernos sometido a diversos tratamientos de la mano de expertos como nutricionistas-dietistas o/y endocrinos, “un tratamiento coste-efectivo en la reducción de morbilidad y mortalidad en pacientes con obesidad mórbida o pacientes que hayan desarrollado enfermedades derivadas. La obesidad mórbida es una enfermedad crónica que predispone a otras enfermedades como la diabetes, la hipertensión arterial, las apneas del sueño o la hipercolesterolemia, además de que reduce la calidad de vida del paciente y aumenta el riesgo cardiovascular, el riesgo a sufrir algunos tipos de cáncer y en casos muy graves la muerte prematura.
Las causas de la obesidad son múltiples y variadas, pues van desde a causas genéticas y ambientales a los cambios sociales como el fácil acceso y bajo precio de los alimentos con alto contenido calórico y bajo valor nutritivo, o los hábitos de vida sedentarios.

Desde mi punto de vista nutricional, me pongo en la situación del paciente obeso, y lo primero intentaría someterme a un plan dietético bajo supervisión de un nutricionista-dietista acompañado de deporte, con el fin de evitar como último recurso pasar por el quirófano.
Además esta operación al igual que otros tratamientos quirúrgicos también tienen contraindicaciones. Se ha demostrado, que los pacientes que se someten a este tipo de cirugia pueden sufrir afecciones de salud mental, en particular depresión y trastorno por atracón. Sin descatimar el gran cambio que supone en la vida del paciente, no toleran gran variedad de alimentos, texturas…, y hay que valorar el gran respeto que supone entrar en un quirófano.
Hay diversas formas de cirugía para la obesidad, pero en general todas alteran al tracto digestivo para limitar la cantidad de comida que una persona puede consumir. Cada día salen nuevos procedimientos como la gastroplastia en manga endoscópica, el conocido balón intragástrico Orbera, recurrir a la liposucción, abdominoplastias, o incluso un nuevo laser que destruye la grasa localizada en 25 minutos llamado “Sculpsure”, hasta vaqueros con efecto push-up.
El libre mercado esta abierto, ahora habrá que saber escoger cúal es la mejor opción.

UN ARTÍCULO DE MARÍA CORONADO
Diplomada en Nutrición Humana y Dietética; y Lic. en Ciencias y Tecnología de los Alimentos.

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies