isladelfrailehostel

Avanzan a buen ritmo las obras de rehabilitación de la iglesia del Carmen, en las que se están invirtiendo más de 600.000 euros

El Alcalde afirma que estas actuaciones “contribuyen de forma decisiva a fortalecer la necesaria diversificación económica de nuestro municipio, consolidando no sólo piedras y muros, sino la oferta turística que podemos ofrecerle a quienes nos visitan. Estamos hablando, en definitiva, de recuperación patrimonial, social y económica, un hecho que nos reafirman en el modelo de revitalización que los lorquinos queremos para nuestra ciudad”
El Alcalde de Lorca, Francisco Jódar, junto a la Concejal de Cultura del Ayuntamiento de Lorca, Sandra Martínez, visitaron ayer las obras de rehabilitación de la iglesia del Carmen, sede religiosa del Paso Morado, y uno de los templos que resultó seriamente dañado por los terremotos del año 2011. Los trabajos en cuestión están financiados por el Ministerio de Cultura, por un importe total de 600.000 euros. El carácter urgente de la intervención ha venido motivado por la necesidad imperiosa de tomar medidas rápidas para hacer frente a los daños provocados, primero por el terremoto de mayo de 2011, y posteriormente por las lluvias torrenciales de septiembre de 2012 evitando así el peligro que entrañaba tanto para la integridad física de las personas, como para la preservación del edificio, que es parte integrante del patrimonio de la Región de Murcia, reconocido por medio de su declaración como Bien de Interés Cultural, con categoría de Monumento.

El Primer Edil lorquino ha afirmado que “la recuperación de nuestro patrimonio histórico es fundamental para que Lorca pueda volver a ofrecer una oferta cultural interesante. Todos somos conscientes de que el legado patrimonial que nuestra ciudad posee es un recurso turístico del que muy pocas ciudades españolas pueden presumir. Estamos hablando de un auténtico tesoro monumental que, entre todos, tenemos la obligación de mantener y mostrar en todo su esplendor. Hasta el momento los trabajos que recuperación tras los seísmos nos están permitiendo no solo recuperar los edificios patrimoniales, sino hacer de la necesidad de rehabilitar virtud y dejarlos en mejores condiciones de las que presentaban con anterioridad. Los ejemplos del Palacio de Guevara, Porche de San Antonio, Torre Rojano, Torre Alfonsina o San Mateo, nos marcan el modelo de buenas prácticas que debemos seguir empleando en este sentido. Estas actuaciones contribuyen de forma decisiva a fortalecer la necesaria diversificación económica de nuestro municipio, consolidando no sólo piedras y muros, sino la oferta turística que podemos ofrecerle a quienes nos visitan. Estamos hablando, en definitiva, de recuperación patrimonial, social y económica, un hecho que nos reafirman en el modelo de revitalización que los lorquinos queremos para nuestra ciudad”.

Francisco Jódar ha explicado que la actuación incluye, en la parte de la iglesia, la reparación de grietas producidas en sus paramentos y bóvedas, el refuerzo de los arcos del crucero, nave central y laterales, y el arreglo de las cubiertas, elementos todos afectados por los movimientos sísmicos, así como la estabilización de la fachada principal, que perdió la verticalidad tras el terremoto, quedando en un estado con amenaza de vuelco. En la zona del antiguo claustro, comprende los trabajos de desescombro y estabilización de los muros de una de sus pandas, que ya debilitados por el terremoto, se vinieron abajo tras las intensas lluvias.

Las obras ya ejecutadas hasta la fecha, permiten el acceso al interior del templo, una vez que se ha liberado al mismo de los andamios que fueron necesarios para los trabajos en altura. Las próximas tareas se centrarán en solidarizar la fábrica de la fachada principal con el resto de los muros, para de esta manera dejarla asegurada y poder prescindir de los apuntalamientos hasta ahora necesarios, corrigiendo tanto los desperfectos producidos, como algunas deficiencias constructivas que hicieron vulnerable el encuentro entre fachada y nave, y que se pusieron de manifiesto al producirse la catástrofe. El arquitecto director de las obras es Juan de Dios de la Hoz, mientras que la empresa que las está ejecutando es Lorquimur.

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies