Aislamientos Lorca

La OMS ve cada vez más improbable una segunda ola importante de coronavirus

La organización internacional cree que la importante rebaja en la tasa de transmisión hará « “muy difícil” la supervivencia del virus

La Organización Mundial de la Salud (OMS) insufló ayer una nueva dosis de optimismo a la lucha global contra la pandemia. La directora de Salud Pública de la organización, la española María Neira, aseguró que los modelos con los que trabajan van descartando «cada vez más» un rebrote fuerte del coronavirus en los próximos meses.

«Hay muchos modelos que avanzan muchas probabilidades. Hablan desde un rebrote puntual hasta una ola importante, pero esta última posibilidad cada vez se va descartando más. Estamos mucho mejor preparados en todos los ámbitos», dijo Neira en declaraciones a la radio catalana RAC-1.

Sus palabras alentaron la esperanza porque uno de los grandes temores de la comunidad internacional es que en otoño de este año se produzca una segunda ola de la enfermedad, tan fuerte o más incluso que la actual, que obligara de nuevo al confinamiento de la población, teniendo en cuenta además que se estima que las primeras vacunas contra el virus no estarán disponibles hasta 2021.

La improbabilidad de un rebrote fuerte no fue el único mensaje favorable enviado por la representante de la OMS. Neira destacó que el confinamiento y las políticas gubernamenamentales están logrando el objetivo primigenio de frenar la Covid-19. «Hemos rebajado tanto la tasa de transmisión que el virus tendrá dificultades para sobrevivir. Debemos tener mucha prudencia para afirmar si esto es el final de la ola, pero los datos como mínimo nos muestran que se ha evitado la transmisión y la explosión de las primeras semanas», certificó.

Aun así, la OMS está todavía lejos de cantar victoria. De hecho, Neira recordó que las próximas semanas serán «muy críticas» porque habrá que analizar cómo reacciona el coronavirus durante las primeras fases de la vuelta a la normalidad. «Con la apertura hay que ver cómo se comporta el virus. Esperamos que no haya otros brotes, pero será una batalla día a día. Dentro de dos o tres semanas veremos qué ha pasado y si es necesario corregir de manera quirúrgica», aseveró la responsable sanitaria, que pidió a la población que no caiga «ni en la paranoia ni en la excesiva relajación». «Hay que tener sentido común y aprender a convivir con las enfermedades infecciosas», aseveró.

En cualquier caso, Neira destacó que los países están ahora mucho más preparados para hacer frente al virus. «Tenemos la tranquilidad que si hay algún foco, aunque sea una situación mínima, se tomarán medidas», indicó, antes de señalar que los países que están llevando a cabo la desescalada lo están haciendo con una vigilancia epidemiológica «muy rigurosa».

La llegada del buen tiempo ha abierto un debate sobre si el sol y el calor ayudarán a acabar con el coronavirus. La directora de Salud Pública de la OMS reconoció que la entidad mantiene «ciertas dudas sobre la relación del virus con la climatología», aunque explicó que «está haciendo el recorrido geográfico que se espera de un virus que quiere sobrevivir».

Respecto a las vacaciones, Neira subrayó que la tendencia de este verano será que se reduzcan los viajes internacionales y la población prefiera desplazarse hasta zonas rurales cercanas a su domicilio. También se mostró favorable a la progresiva apertura de los centros educativos porque la enseñanza a distancia soluciona el problema temporalmente, pero «no sustituye el intercambio social», aunque insistió en que en los colegios las medidas de distancia social e higiénicas, como lavarse las manos, deben ser respetadas escrupulosamente.

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies