Periódico con noticias locales de Águilas, Lorca y Puerto Lumbreras

Diplomas para celebrar el fin de temporada de la Escuela de Fútbol

La temporada de la Escuela de Fútbol llegaba a su fin el pasado fin de semana y para celebrarlo más de 500 jugadores de las categorías Prebenjamín, Benjamín, Alevín, Infantil, Cadete y Juvenil recibieron los diplomas acreditativos de la temporada en un evento que tuvo al histórico campo de El Rubial como escenario.

Cargados de ilusión, todos los chavales de la Escuela de Fútbol fueron recogiendo sus diplomas de manos del presidente de la Gestora del Águilas C.F., Rafael López, que, además de felicitar a todos, destacó la gran cantera de futbolistas con los que cuenta el municipio.

Escuela de FútbolPor su parte, el edil de Deportes del Ayuntamiento de Águilas, Francisco Hernández, se mostró muy satisfecho por el interés que los niños y jóvenes aguileños demuestran hacia el deporte y adelantó que para la próxima temporada tanto los chavales de la Escuela de Fútbol como el resto de los ciudadanos podrán disfrutar de unas instalaciones mucho más adecuadas para la práctica de este deporte. “Estamos trabajando en la remodelación del campo Hermanos Buitrago donde construiremos un campo de fútbol 11 y dos trasversales de fútbol 7 con césped artificial”, aseguró Hernández.

Educar en valores, respeto y compañerismo

La Escuela de Fútbol de Águilas se caracteriza por fomentar, por encima, incluso de los resultados futbolístico, la educación, basada en los valores, entre todos sus integrantes.

Respeto, compañerismo y deportividad, en el sentido más amplio de la palabra, son los términos que siempre están en boca de todos los que forman parte de esta Escuela, desde el presidente hasta cada uno de los entrenadores.

No se trata, asegura el presidente de la Escuela de Fútbol aguileña, Felipe Cano, de formar a estrellas del balón sino más bien a personas que sepan lo que significa el compañerismo y el respeto.

En este sentido, el ejemplo más claro es que en la última temporada la Escuela cuenta con una nueva categoría que, cariñosamente, llaman biberones. “Son niños que apenas tienen cinco años y para los que, lógicamente, el resultado es lo menos importante. Para estos pequeños jugadores lo que importa es pasarlo bien y nuestro objetivo con ellos, como Escuela de Fútbol, es inculcarles valores de compañerismo, respeto, deportividad y juego limpio”, asegura Cano.

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies