Periódico con noticias locales de Águilas, Lorca y Puerto Lumbreras

Prepárate para el viaje

Francisco López Belmonte

Empezamos el mes de Junio y comienza también la temporada de vacaciones veraniegas. Como cada año, desde hace muchos, las estadísticas hablan. Por mucho que las campañas de la Dirección General de Tráfico insistan en que lo importante es volver, muchos se quedarán en la cuneta.

No siempre hace falta emprender un largo recorrido para entrar en esta temible lista. La muerte está esperando a la vuelta de una esquina, y no siempre podemos esquivarla. Lo cierto es que de una forma u otra, la vida y la muerte forman parte de nuestra realidad como seres humanos.

Nacemos -los que sobrevivimos a esa otra estadística no menos monstruosa del aborto- y morimos, con una vida por medio, más o menos larga o corta, según se mire, con más o menos fortuna, con más o menos felicidad, a veces “sin pena ni gloria”. Puede parecer un panorama desolador, pero es que realmente lo es.

Cuando salimos de viaje hacemos todos los preparativos necesarios e intentamos prepararnos para cualquier imprevisto que pueda aparecer durante el mismo. Revisamos las luces, los frenos el aceite, etc., del coche, guardamos el número del seguro del servicio en carretera, ponemos en nuestro equipaje todo lo que pensamos que podemos necesitar, hacemos la reserva del hotel, buscamos guías turísticas de la zona a visitar, y muchas otras cosas.

Sin embargo olvidamos algo: La posibilidad de morir (un accidente, un infarto, un corte de digestión…) y, por tanto, no volver jamás. ¿Crees que esas cosas le pasan sólo a los demás? ¿Por qué te va a pasar a ti? Si preparas todos los contratiempos posibles ¿Por qué éste no?

La Biblia dice: “Acuérdate de tu Creador mientras eres joven y aún no has llegado a los tiempos difíciles… acuérdate de tu Creador ahora que aún estás a tiempo. Después de eso el polvo volverá a la tierra, como antes fue, y el espíritu volverá de nuevo a Dios, que es quien, en definitiva, lo dio”. Una bella alegoría de la vida y de la muerte se narra en el libro de Eclesiastés: Existe un fino cordón de plata que nos une a la vida.

También dice la Biblia que “todos hemos de morir una sola vez y después vendrá el juicio” (Hebreos 9:28). Que muchos no crean que las cosas sean así no lo hace, en ninguna medida, menos cierto.

Miles, millones de personas se enfrentan día a día a la realidad del más allá. Hay quienes recurren a la religiosidad popular, otros al espiritismo, y muchos son también quienes hacen su filosofía de vida el disfrutar el momento, si pueden, y olvidarse del resto. No pensar demasiado.

Pero, puesto que la vida es una oportunidad única, no nos vendría nada mal pensar de manera seria en esa realidad y no hacer como el avestruz, y cobijar la cabeza debajo del ala sin afrontar la realidad.

Prepara, por tanto, tu equipaje. Te animo a buscar a ese Dios vivo ahora, antes que se te acabe el tiempo.

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies