isladelfrailehostel

DOS MATRONAS LUMBRERENSES

Por Marcos Salvador Romera

La joven matrona lumbrerense Ana Isabel Díaz, gana la plaza que ocupara en el Hospital Rafael Méndez de Lorca, Mariángeles Romera, otra matrona de nuestro pueblo, recientemente jubilada, que asistió a su madre cuando ella nació.

Ser matrona es ser partícipe permanente de la esencia de la vida. Esta esencia, la constituyen los momentos de dolor y de alegría que acompañan el alumbramiento y que siempre ocurren en presencia de una comadrona o de una partera, que es como eran conocidas antes.

Ser matrona es también tener uno de los oficios más bonitos que se pueden tener, tan intenso como vocacional porque ayudar a una mujer a dar a luz requiere experiencia, seguridad y templanza. Es compartir uno de los momentos más delicados e importantes de la existencia de una madre.

Mi hermana, Mariángeles Romera Navarro, recientemente jubilada, ha sido matrona y ha ejercido esta profesión en el Hospital Rafael Méndez de Lorca, en donde ha tenido el gran honor de dar la bienvenida al mundo y recibir a cientos de niños, muchos de ellos lumbrerenses. Ha ayudado en el alumbramiento de su hijo o su hija a muchísimas parejas de nuestro pueblo.

Uno de esos matrimonios, fue el formado por Antonio Díaz Martínez y María Sánchez García cuando tuvieron a su hija Ana Isabel en el año 1995. Cómo iba a imaginar mi hermana que esa niña, que lo primero que sintió y conoció al nacer fueron sus manos, iba a ser, veintitrés años después, la persona que ocuparía su plaza tras la jubilación.
Caprichos del destino, feliz casualidad o fruto de azar, es así.

Ana Isabel Diaz Sánchez, tras acabar sus estudios en la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad de Granada, donde también estuvo estudiando Mariángeles, y presentarse a una plaza de matrona, ha ganado dicha plaza y hoy la ejerce en el Hospital Rafael Méndez, cogiendo el relevo de la matrona que ayudó a su madre para que ella naciera.

Una hermosa coincidencia que permitirá que una nueva matrona de nuestro pueblo siga recibiendo y dando la bienvenida a otros muchos hijos de Puerto Lumbreras.

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies