Aislamientos Lorca

IU-Verdes se opone a la construcción de una macrogranja de 12.000 lechones a los pies de la sierra del Gigante

La concejala de esta formación, Gloria Martín, ha señalado que el proyecto por el que se ha solicitado licencia de construcción al Ayuntamiento se basa en un informe sobre idoneidad del suelo para sólo 2.000 cabezas y garantiza que el suministro de agua será de la red pública cuando Aguas de Lorca no cuenta con canalizaciones en la zona

La concejala de Izquierda Unida-Verdes en Lorca, Gloria Martín, ha manifestado su rechazo a la construcción de un macro cebadero para 12.000 lechones en el paraje Agüica Mula, en la diputación Fontanares. Una explotación que sería construida a sólo 323 metros de la Zona de Especial Protección de AVES (ZEPA) de las Sierras del Gigante-Pericay, Lomas del Buitre-Río Luchena y Sierra de la Torrecilla, por lo que afectaría a la zona de influencia de este importante espacio de la Red Natura 2000.

Martín ha anunciado que su formación ha prestado asesoramiento a vecinos y a colectivos sociales para la redacción de alegaciones, que fueron presentadas el pasado 28 de mayo junto a las planteadas por Ecologistas en Acción, que también se ha interesado en este procedimiento.

Entre los aspectos más significativos que figuran en el proyecto, la edil ha destacado que la licencia de construcción solicitada al Ayuntamiento de Lorca se ampara en una resolución sobre idoneidad de los terrenos que fue solicitada para una capacidad de sólo 2.000 plazas, 10.000 menos de las que realmente se pretenden habilitar en la explotación.

Gloria Martín también ha alertado que en el proyecto figura como fuente de suministro de agua la red pública municipal, cuando la zona carece de canalizaciones de la empresa semipública Aguas de Lorca.

Sobre los caudales, el proyecto señala que el consumo de agua de cerdo de recría es de 3 litros/día. Para una explotación de 12.000 animales, esto supone un consumo de 36.000 litros agua/día, es decir, de 13.140 m3/año. Sin embargo, el consumo anual, según proyecto, será de sólo 4.259,00 m3 /año, esto es, un 68% inferior a lo que correspondería según la capacidad de la explotación para la que se solicita licencia.

La concejala de IU-Verdes ha preguntado si, en cualquier caso, el Ayuntamiento de Lorca está en disposición de conceder licencia de construcción para una explotación que generará una nueva e importante demanda de recursos hídricos en una zona especialmente deficitaria de este recurso. Cabe recordar que algunos veranos los más de 200 vecinos de Fontanares han sufrido cortes en su suministro doméstico por la escasez de agua en el manantial de Tirieza, cuyo uso también es fuente de conflicto con los vecinos de otras pedanías. “El Ayuntamiento no puede tener sin resolver el problema del agua para consumo humano y para la agricultura de secano y, mientras, otorgar licencias para otra macrogranja que contribuirá a incrementar este problema”, dijo la edil de IU-Verdes.

Martín también ha exigido los pertinentes informes de Aguas de Lorca y de la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) que considera “claves” para asegurar la inviabilidad del proyecto. Al respecto, ha lamentado que durante años el Ayuntamiento haya obviado el trámite con el organismo de cuenca, en base a un simple informe jurídico de la concejalía de Urbanismo que contraviene lo dispuesto en el artículo 25.4 del Texto Refundido de la Ley de Aguas (TRLA), que establece que “cuando los actos o planes de las Comunidades Autónomas o de las entidades locales comporten nuevas demandas de recursos hídricos, el informe de la Confederación Hidrográfica se pronunciará expresamente sobre la existencia o inexistencia de recursos suficientes para satisfacer tales demandas”.

A juicio de la edil, esto supone una “gravísima suplantación de competencias” reservadas al Estado por el artículo 149.1.22ª de la Constitución Española, y ejercidas por éste a través de la legislación estatal en materia de aguas. Por ello, Martín ha exigido que el Ayuntamiento haga partícipe a la CHS “de todas y cada una de las solicitudes de licencias de construcción que comporten nuevas demandas de agua”.

Las alegaciones formuladas por los afectados también incluyen aspectos relacionados con el interés paisajístico, con la alteración de la calidad atmosférica y acústica en parte de la zona de influencia de la ZEPA, con la carencia de infraestructuras viarias que deberían dar servicio a la explotación, con el derecho a la salud de las personas, con los déficits en la evacuación de purines, con los perjuicios económicos para los propietarios de los terrenos colindantes y con factores que impedirían el crecimiento económico sostenible en esta parte del municipio.

Por último, Martín ha exigido que el equipo de gobierno aborde la necesaria modificación del Plan General de Ordenación Municipal para conciliar los usos residenciales y ganaderos del suelo. “Fue un compromiso electoral de PSOE y C’s y es un objetivo irrenunciable para Izquierda Unida-Verdes”, recordó Martín, quien volvió a apostar por un desarrollo “ordenado”, “equilibrado” y “sostenible” de la ganadería en Lorca.

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies