isladelfrailehostel

La sobreexposición al sol provoca grandes daños en la piel

Las Concejales de Política del Mayor y Sanidad del Ayuntamiento de Lorca, María del Carmen Ruiz y Antonia López, han participado esta mañana en una jornada de concienciación sobre la prevención del cáncer de piel y los golpes de calor, que se ha desarrollado en el Huerto de la Rueda con motivo de la celebración del tradicional mercado semanal.

Esta actividad se ha llevado a término junto con la Asociación Lorquina contra el cáncer, y ha contemplado realizarán el reparto de dípticos informativos sobre la “Prevención del cáncer de piel”. La actividad ha contado, además, con la colaboración en esta actividad de la Fundación Hefame, que ha aportado 750 muestras de protectores solares de la marca Interapothek, que han sido repartidas entre los ciudadanos.

La iniciativa ha servido, además, para realizar un recordatorio sobre la necesidad de evitar los golpes de calor. Para ello se han difundido una serie de folletos informativos bajo el lema “Cuida tu salud. Protégete del calor”, que han sido suministrados por la Consejería de Sanidad. Estos establecen una amplia y eficaz serie de recomendaciones básicas entre la que cabe destacar las siguientes:

– Beber bastante agua, tomar alimentos ligeros y evitar salir en horas de calor extremo. Es muy importante controlar el calor extremo.
– Toma agua aunque no tengas sed, zumos y bebidas frescas. No tomes bebidas con alcohol.
– Come frutas y legumbres verdes, evita las comidas calientes y pesadas.
– Permanece en los lugares más frescos de la casa.
– Cierra las ventanas y cortinas de las fachadas expuestas al sol, ábrelas de noche para que corra el aire.
– Toma baños y duchas, mantén tu piel hidratada y protegida.
– Ofrece agua a los niños con frecuencia.
– Usa algún tipo de climatización (ventiladores, aire acondicionado) de forma racional.
– Evita salir en horas de calor extremas, desde el mediodía hasta el atardecer.
– Si tienes que hacerlo protégete la cabeza con una gorra o sombrilla.
– Camina por la sombra, usa ropa cómoda y de colores claros y lleva una botella de agua.
– No te quedes, ni dejes a nadie en el coche con las ventanas cerradas.
– Evita las actividades deportivas y disminuye la actividad física en las horas de más calor, si tienes que hacerlo toma precauciones.

Esta iniciativa se marca como objetivo concienciar a los lorquinos de los efectos perjudiciales que tienen el calor y el sol cuando las temperaturas registran valores extremos con la llegada del verano. Los mayores, junto con los niños y los trabajadores en exteriores, son el colectivo más sensible a sufrir el temido golpe de calor, así como a padecer quemaduras solares en la piel. Cabe recordar que el calor no afecta a todas las personas por igual, ya que existen grupos más sensibles a los efectos de las altas temperaturas. En este contexto encontramos a las personas mayores de 65 años y a los niños menores de 4, a los que hay que sumar a personas que padecen enfermedades cardiovascular, diabetes, Alzheimer, enfermedades respiratorias o mentales, trabajadores y gente expuesta al sol, así como personas en tratamiento con fármacos como diuréticos, betabloqueantes y antidepresivos, y personas que padecen obesidad. La exposición a temperaturas excesivas puede provocar problemas de salud como calambres, deshidratación, insolación, golpes de calor y quemaduras solares. Este año también vamos a utilizar los paneles luminosos de tráfico que existen en nuestro casco urbano para enviar consejos para evitar golpes de calor.

Fuentes municipales han subrayado que la exposición humana a temperaturas ambientales elevadas puede provocar una alteración de nuestras funciones vitales en el caso de que nuestro cuerpo no sea capaz de compensar las variaciones de la temperatura. De hecho, una temperatura muy elevada produce pérdida de agua y electrolitos que son necesarios para el normal funcionamiento de los distintos órganos.

Desde el Ayuntamiento, como medidas para prevenir un golpe de calor, especialmente en ancianos y niños, se indica evitar la exposición directa al sol en las horas más calurosas del día, acompañar a nuestros mayores que viven solos, evitar quemaduras solares aplicando cremas de protección solar, evitar la actividad física en las horas centrales del día, beber agua con frecuencia, cubrir la cabeza con sombreros o gorras, evitar comidas calientes y de digestión lenta, usar gafas de sol, no consumir alcohol, aumentar el consumo de frutas y verduras, así como usar ropa y calzado ligero.

Cabe recordar que las personas más sensibles al calor excesivo son las mayores de 65 años, bebés y niños menores de 4 años, personas con sobrepeso y obesidad, personas con enfermedades respiratorias y cardíacas, con trastornos mentales o aquellas que realizan un sobreesfuerzo físico. También presentan mayor riesgo los ciudadanos que toman medicamentos diuréticos, hipotensores, antidepresivos, psicotrópicos,… Del mismo modo, debemos señalar que los principales problemas graves relacionados con el calor se derivan de que la exposición a elevadas temperaturas puede tener consecuencias graves para la salud. De hecho deben tener especial cuidado las personas de edad avanzada, los niños menores de 5 años y las personas que realizan una actividad física importante.

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies