isladelfrailehostel

Los Ayuntamientos estudian medidas contra las medusas

Las redes y los barcos- pelícano son las principales medidas preventivas que se barajan

Medusa

Unos bañistas observan una gran medusa en la playa de Los Cocedores

Una vez más las previsiones se han cumplido y las temidas medusas empiezan a hacer su aparición en las costas Mediterráneas.

Pese a que de momento, en el caso de las playas de la comarca, no se han registrado picos tan elevados como los del pasado año, en los que los puestos de socorrismo de Cruz Roja llegaron a atender a una media de 60 bañistas diarios, ya se han divisado, por parte de unos, y sufrido, por parte de otros, los efectos de los primeros celentéreos en nuestras playas.

En este sentido, cabe destacar que el Ayuntamiento de Águilas, consciente de la problemática que supone la proliferación de las mismas, se encuentra actualmente estudiando las diferentes medidas existentes para paliar, en la medida de lo posible, los efectos de la proliferación de medusas en las costas aguileñas.

Así, entre las posibles medidas preventivas no se descartan ni la colocación de redes en algunas de las playas ni la permanente presencia de barcos especializados en la retirada de medusas. No obstante, y pese a que aún no se a determinado que dispositivo será el que finalmente se instale en las playas aguileñas, este rotativo ha podido saber que, según expertos y teniendo en cuenta los resultados que las distintas medidas han tenido en poblaciones vecinas, la instalación de redes no es un método del todo eficaz ya que, aunque impide el paso de la medusa, permite que los tentáculos sueltos atraviesen la red.

Asimismo, y al tener esta problemática un carácter generalizado el Ministerio de Medio Ambiente ha decidido poner un marcha un plan nacional, en el que se impliquen de forma directa las comunidades autónomas y que incluye la creación de una flota de barcos dotados de la tecnología necesaria para detectar los bancos de medusas, su tamaño y sus movimientos.

Este proyecto servirá, no solo para retirar muchos de los ejemplares en alta mar utilizando para ellos los llamados barcos-pelícano e impedir así que lleguen a las costas, sino también para realizar un pormenorizado estudio científico con el que poder analizar las causas de este fenómeno y estudiar las medidas más eficaces para combatirlas.

No obstante, y pese a no existir aún un estudio científico, la mayor parte de los biólogos coinciden en señalar que entre las causas de esta proliferación se encuentran los cambios de la temperatura global, la desaparición de los depredadores naturales, el aumento de nutrientes en el mar y la alta salinidad del mar por la escasez de lluvia y el aumento de desaladoras.

El problema de la desalación

La organización ecologista WWF/Adena ha criticado a través de su informe “Fabricando agua, desalinización, ¿alternativa o distracción para un mundo sediento”, el impacto negativo en el medioambiente y el cambio climático que están teniendo las plantas desalinizadoras y que, según el informe, tienen su origen en la derogación del trasvase del Ebro.

En este sentido el director general del Agua, Miguel Ángel Ródenas, responsable de hacer público el informe, ha asegurado que “los ecologistas ponen de manifiesto que el consumo masivo de agua desalada va contra el protocolo de Kioto y que es enormemente contaminante”.

Recuperación del atún rojo

La ministra, Elena Espinosa, ha calificado de satisfactorio, en el Congreso, el Plan de Recuperación del Atún Rojo con el que se pretenden compaginar la conservación y la pesca.

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies