Aislamientos Lorca

«El esfuerzo de muchas semanas de confinamiento se puede ir al traste si no cumplimos las normas”

Entrevistamos al responsable de Enfermería del Centro de Salud Águilas Sur, Ángel Benítez, que nos habla de cómo ha vivido los días duros de una pandemia que amenaza con seguir presente en nuestras vidas,  a pesar de que la alerta sanitaria ha terminado.

Pregunta:  ¿Cómo reaccionó en un primer momento cuando empezaron a llegar noticias sobre la enfermedad en China? ¿Pensó que podría llegar hasta aquí?
Respuesta: Pues, verdaderamente, nunca creí que pudiera ser un virus tan dañino, imprevisible y difícil de tratar. Subestimamos la situación en el continente asiático creyendo, en un principio, que la sanidad europea tenía fortaleza para afrontarla.

P: Desde el Centro de Salud Águilas Sur, ¿Cómo han vivido toda esta situación?
R: Los Centros de Salud hemos tenido que hacer un esfuerzo ímprobo de modificación y reorganización de nuestra forma de trabajar para adaptarnos a las demandas de seguridad que esta situación nos exigía. Somos un grupo heterogéneo de profesionales y en las que las condiciones físicas, edad, personalidad, etc. son también distintas. Y cada uno de nosotros las hemos afrontado de distinta manera, pero siempre teniendo mucho respeto, cautela y precaución (en algunas ocasiones miedo, por qué no decirlo) ante un “bicho” totalmente desconocido y con alta capacidad de diseminación.

P:¿Cuáles son las mayores dificultades a las que se ha enfrentado?
R: Sin lugar a dudas, la falta, al principio, de material de protección adecuado. También el desconocimiento, también a nivel mundial en todos los países, del comportamiento de este virus, de su tratamiento y de su contención.

 

¿HA SENTIDO MIEDO?


Sinceramente no, aunque sí mucha incertidumbre, cautela y prevención. Elegí esta profesión porque me apasiona y, al igual que cuando he estado en urgencias del hospital tenía que afrontar las situaciones difíciles que se nos presentaban, algunas de ellas muy duras, pues ahora igual, somos sanitarios y nuestra obligación es estar cuando se nos necesita. Les pasa igual a muchos otros profesionales que tienen que estar, también, en primera línea”

 

P:Desde una perspectiva personal y en su papel de enfermero. ¿Se está protegiendo debidamente a los profesionales de la Sanidad? ¿Usted se ha sentido protegido?
R:En un principio, claramente no. Ni las Comunidades Autónomas (que tienen las competencias en Sanidad) tenían EPIs en sus almacenes y en los de los establecimientos sanitarios, hospitales, Residencias de mayores y Centros de
salud cuando ya se sabía que venía la epidemia y no se hicieron acopio de ellos, ni después, cuando se decretó el estado de Alarma, el Estado tampoco fue capaz de proporcionar esas imprescindibles herramientas para evitar el
contagio. Todo el mundo quería comprar y fue caótico a nivel mundial.
A medida que fueron pasando las semanas se ha ido solventando el problema, pero en los inicios fuimos a “pecho descubierto” (como los bomberos de Chernobyl) a enfrentarnos con los pacientes infectados, y es por ello por lo
que hay tan alto número de contagios entre el personal sanitario.

P:¿Ha sentido miedo?
R:Sinceramente no, aunque sí mucha incertidumbre, cautela y prevención. Elegí esta profesión porque me apasiona y, al igual que cuando he estado en urgencias del hospital tenía que afrontar las situaciones difíciles que se nos presentaban, algunas de ellas muy duras, pues ahora igual, somos sanitarios y nuestra obligación es estar cuando se nos necesita. Les pasa igual a muchos otros profesionales que tienen que estar, también, en primera línea.

P: ¿Ha habido momentos en que se ha sentido abrumado por la situación?
R:Afortunadamente en nuestra localidad no hemos tenido el impacto brutal que han tenido en otras regiones de España. Además, y sin que parezca pretencioso, creo que hemos hecho un magnífico trabajo desde Atención Primaria monitorizando a todos los pacientes con síntomas, a sus contactos más cercanos y poniéndolos en
cuarentena en sus domicilios para que no diseminaran, en el caso de tener el coronavirus, la enfermedad. Había que llamar a cientos de pacientes diariamente a sus domicilios para interesarnos por su estado de salud.

P: ¿Cree que los ciudadanos están siguiendo correctamente las recomendaciones?
R: En líneas generales hay que felicitar al pueblo de Águilas por su comportamiento en el confinamiento (que por otro lado es la única herramienta efectiva para evitar la propagación del virus). La actitud irresponsable de algunos, que no entienden que esto es muy, muy serio, creo que ha sido minoritaria. Aun así, estaría bien que reflexionaran pues está en juego la salud y la economía de todos.

P: ¿Teme que, tras levantarse el estado de alarma, si la gente no cumple las recomendaciones podamos retroceder?
R:Totalmente de acuerdo. Este virus ha venido para quedarse. Y hasta que no se encuentre una vacuna eficaz y un tratamiento definitivo, las únicas medidas que tenemos para evitar su propagación es aplicar las medidas
universales: higiene (sobre todo de las manos), distancia de seguridad y mascarilla.
El esfuerzo de tantas semanas de confinamiento se puede ir al traste por descuidar estas normas generales.

P:Los aguileños, como en el resto del país, salieron a los balcones cada día a aplaudir vuestra labor. ¿Les ayudó anímicamente?
R:Por supuesto. Fue muy emocionante, gratificante e ilusionante el saber que muchos ciudadanos valoraban el enorme esfuerzo y riesgo al que estábamos sometidos en estas semanas. Fue una bocanada de aire fresco que nos impulsó a seguir trabajando sin bajar la guardia porque, repito, este virus sigue con nosotros. Les estamos muy agradecidos por esas muestras de afecto.

P: ¿Hay alguna muestra de afecto que le haya impactado especialmente?
R:Si. La solidaridad de muchas personas, empresas y entidades que, de manera desinteresada, nos han brindado mucho material confeccionado por ellos mismos. Sería imposible citarlos a todos, pero desde aquí les queremos
agradecer ese gesto.

P:¿Qué es lo que más echó de menos en los momentos más duros?
R: A nivel laboral, el reconocimiento del trabajo realizado por parte de las direcciones, así como el refuerzo y potenciación de la Atención Primaria que, como se ha demostrado, fue y ha sido un baluarte en la contención del coronavirus.
A nivel personal, por supuesto, como latinos que somos, eché de menos en su momento un buen abrazo, caña y tertulia con las personas que más quiero.

P: ¿Qué es lo primero que ha hecho cuando la situación se ha relajado?
R: Me encanta el mar, nuestras playas. Darme un “capuzón” en cualquiera de ellas junto a las personas que me han tenido que aguantar en este confinamiento. No siempre he estado, anímicamente, en óptimas condiciones y gracias a mi familia he podido afrontar las largas y estresantes jornadas de trabajo.
También tomar unas tapas en los excepcionales bares y restaurantes de Águilas. Y aprovecho la ocasión, si se me permite, para animar y apoyar, todos los que podamos, a la hostelería en particular, que lo está pasando fatal y al pequeño comercio, en general, para que volvamos a ser ese pueblo optimista, atrevido, emprendedor y valiente. “¡Déjate de comprar Online y compra en Águilas!” … porque esa riqueza revierte luego en beneficio de todos.

P: Hace un siglo, el repunte de la llamada gripe española en invierno fue terrible. ¿Le quita el sueño que pueda pasar lo mismo? ¿Estaremos preparados?
R: Si hacemos las cosas bien y seguimos las instrucciones de los expertos no deberíamos pasar por lo mismo. El principal problema es la acumulación rápida de contagiados y que sature y colapse UCIs y los demás recursos sanitarios. También nos pilló a todos los países sin equipos de protección, sin respiradores, ni suficientes camas. Eso, espero, que se haya aprendido. Y, además, según dicen los científicos, el virus se espera que no sea tan virulento en meses venideros.
Invertir en Sanidad pública es la mejor garantía para evitar situaciones trágicas y estresantes como las que estamos viviendo.

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies